Nuevo viaje en febrero/marzo de 2013, y nuevo Blog

Para el nuevo viaje que realizo en febrero y marzo de 2013 he creado un nuevo blog. Va a ser más sencillo, sin tanto texto y explicación, porque de verdad me quita mucho tiempo. Pero por él podréis seguir mis nuevas andanzas por tierras noruegas.

¡Qué lo disfrutes! Está aquí http://matiasfontenoruegamarzo2013.wordpress.com/

Posted in Uncategorized | Leave a comment

10 y 11 de diciembre del 2012. Último día a Suecia y regreso a Tenerife. Visita al dueño del piso en Noruega. Tienda Rusta. Paseo con los perros. Preparar equipaje. Despedida de José Antonio y Verónica. Guagua de Norrköping al aeropuerto de Arlanda. Tirado en el aeropuerto. Vuelo durmiendo. Final del viaje en Tenerife Sur.

Anoche me quedé viendo la magnifica tele en el magnífico sofá hasta las 2 am, un programa que se llama “cazadores de nazis” sobre la GMII. Muy bueno. Me quedé dormido en el sofá hasta que José Antonio me despertó a las 5 am. Entonces me fui a la cama y dormí hasta las 10 am. Me hacía mucha falta.

Desayuné un plátano y mis cereales con el yogur que me hice con la leche cortada de Noruega. ¡Si, jajaja, me traje leche cortada desde allí! Me organicé un poco y salí de casa. Tuve que limpiar de nieve los cristales del coche, pero estaba suelta y esponjosa, nada que ver con el duro hielo que tenía en Noruega. La quité en un segundo con un cepillo que me dejaron estratégicamente colocado por fuera del coche para que lo viera. Gracias.

Conduje una hora hasta Norrköping para ver a Braulio, dueño del apartamento donde me quedé en Noruega. Aparqué al lado de su casa sobre las 12:20, y estuve como 5 minutos hasta que el parquímetro al aire libre aceptara la tarjeta de débito para pagar 1 hora de parking por 20 coronas suecas SEK (2,4 €).

Braulio me atendió muy bien. Le entregué las llaves del apartamento y el correo que había en el buzón. Hablamos sobre Noruega, y me dio bastantes consejos útiles para moverme con el papeleo una vez tenga trabajo. También estuvimos hablando de España. Una de las cosas que me dijo es que un buen primer paso sería tratar de conseguir trabajo que se necesitara baja cualificación, de peón u operario,  en una empresa del sector de biología o relacionado con medio ambiente, como una piscifactoría o empresa de extracción de recursos naturales, como una maderera. Me serviría para empezar a trabajar, el trabajo es duro pero se gana bien (sobre unos 500000 NOK/año (nok: coronas suecas, unos 4000 € mes después de impuestos). Y después de ahí, ya con la experiencia, en un par de años que tratara de subir en la misma empresa o en otra del mismo sector. También me dijo que a medio plazo me convenía dar el salto a un empleo estatal, porque en los empleos estatales se cotiza doble y cuando me jubile tendría dos pensiones. Me enseñó la suya, que trabajó menos de 20 años de camarero y de operario en una empresa de fabricación y distribución de materiales metálicos, y en total cobra casi  14000 nok mensuales (unos 1900 €). Claro que todo es más caro aquí, pero él está muy satisfecho. Entre su pensión y la de su mujer viven bien. Sólo lamenta no haberse venido 10 años antes de su país (es chileno, y trabajó en España por un tiempo). Otro tema que me comentó es que entre Suecia y Noruega que valía mucho más la pena Noruega. La gente es un poco más brusca y seria de entrada, pero las condiciones laborales son mejores y se cumple mucho las normas. Que son muy estrictos con el papeleo, y que me recomienda que siempre esté preguntando por cómo hacer las cosas, porque los noruegos les cuesta abrir la boca y que me pudo perder muchas ventajas fiscales, sobre todo porque tengo hijos. Tanto él como Verónica me han comentado que en Suecia hay demasiada economía sumergida y trabajo en negro, principalmente explotando a inmigrantes.  Y José Antonio me comentó que la mayoría de los empleos más esclavos por horario (hostelería, etc.) en Suecia los dueños y trabajadores suelen ser inmigrantes. Mi intención no es estar 20 años en Noruega para cobrar una buena pensión, sino lograr tener a corto plazo unos ingresos lo suficientemente altos para arreglar mi situación económica ahora en España, pagando el precio de estar lejos de los que quiero. Cobrar para meter dinero en España. Una vez arreglado el problema regresaría.

Me despedí de Braulio y cogí el coche de nuevo. Me hubiera gustado hoy ir al museo de aviación, pero ya era la 1:30 pm y tenía el tiempo justo, además de que está a 30 minutos de camino, en Linköping. La opción B era ir a una tienda Rusta para echarle un vistazo. En 10 minutos estuve allí,  podía haber estado en 5 pero me cogió una calle en obras con un tractor y tuve que esperar. Es curioso como los obreros trabajan en la calle a tan baja temperatura. Estaban echando algo en la carretera para quitar la nieve y poder trabajar. En el camino pasé por delante de un teatro/cine que ponía “la Familia Adams”. No sé si era un cine o un teatro, y en la fachada ponía la frase “förkunna seklers Glädje” (proclamad siglos de alegría), lo cual tampoco me ayuda mucho a saber que es. Seguí hacia la tienda Rusta de Norrköping, que está en un polígono con el resto de centros comerciales. Aparqué y entré. Es una tienda de precios bajos, y tiene de todo. Eché un vistazo a lo de Navidad, y me gustaron los manteles, pero ni mi economía ni el sobrepeso en la maleta me permiten ni comprarlos ni llevarlos. Otra vez será.

Salí de la tienda Rusta dirección hacia la casa de José Antonio y Verónica, en Ljusfallshammar, a 1 hora de camino. Paré en Finspȧng en una gasolinera para dejarles el coche con el tanque lleno. Pero no pude. Aunque tenía 78 € en la cuenta ningún datáfono me dejó poner gasolina, decía como que no tenía saldo en la tarjeta. A lo mejor es que hay que tener más dinero en cuenta para poner gasolina. No lo sé. En Noruega con 7 € en la cuenta hice una compra de 6 €, y el datáfono aceptó la tarjeta. Después de intentarlo varias veces y con varias tarjetas, tanto dentro como en los surtidores, desistí de poner gasolina.

Conduje hasta la casa, una delicia. El último atardecer de las 3 de la tarde que vería en muchos meses me acompañó, junto con varias canciones, entre ellas la de Terminator. Conducir por última vez en Suecia. ¡Son los paisajes tan espectaculares, todo nevado! Me gustaría poder detener el tiempo y el coche en cada rincón para sacar miles de fotos, cada una de ellas una verdadera postal de navidad. Me sigue asombrando que aquí el carril izquierdo sea el menos usado, y por lo tanto el que más nieve tiene. Yo sólo me atrevía a adelantar por ese carril justo a la salida de una población, que es cuando está más limpio. Justo al contrario que en Tenerife, donde el carril derecho es el que más baches tiene, y por eso trato siempre de ir por el izquierdo. Y que decir de los camiones, no he visto tantos en esta ruta como cuando me fui a Noruega, pero me siguen impresionando. Son grandes, a veces dobles, y cuando pasan hacen vibrar el coche y te llenan de nieve del suelo. También tuve la suerte de que nevara mientras conducía, lo que añadió más belleza. Los caballos con mantas, las casas adornadas con luces, las balas de restos vegetales, los árboles recubiertos de nieve, los campos de cultivo entre los bosques, todo es impresionante.

Aparqué y traté de abrir la puerta que yo mismo había cerrado por la mañana. La llave la dejé donde ellos la dejan escondida siempre, por si venían antes que yo. Todavía no me acostumbro a esta cerradura, que no hace falta darle una vuelta a la llave, que basta con girarla un poco, es como si se trabara, pero realmente está abriendo o cerrando. Son casi las 4 pm. ¡Los perros casi me tiran de la emoción! ¡Que sí, que sí, que ahora salimos a dar un paseo, pero esperen un poco, que tengo que comer algo! Todavía tengo pasta de la que me hice para venir de Noruega, con sus bolitas de pimienta. La caliento al microondas y desaparece junto a un vaso de leche. Es increíble eso de tener nevera, que la abres y hay leche fresca. Y que decir del baño dentro de la casa, con ducha y váter individual. Qué lujo, jajajaja.

Le puse los pañuelos refractantes a los perros y sus correas, y salimos a dar una vuelta. Bueno, en realidad pareció más que ellos me sacaron a mí. Dimos la vuelta completa al pueblo por la calle principal, totalmente nevada y sin tráfico. Las casas son de cuento, todas iluminadas (ya era de noche aunque eran las 4:20 pm), y sin cortinas, algo que me sigue sorprendiendo. En muchas ventanas un candelabro de madera con velas de navidad. La perra blanca le encanta jugar con la nieve, y se tira encima de cada montón. La tengo que sujetar más, mientras que la perra negra es más tranquila, pero cuando dice por aquí no, hay que tirar de ella. Estoy como 20 minutos a – 8º C paseándolas. Lo disfruté mucho la verdad. Justo cuando llegaba a casa llegaba también José Antonio de trabajar. Entramos en la casa. Él se puso a jugar a la Play, y yo a empezar a hacer la maleta.

En un rato llegó Verónica. Me ayudó en lo que le pedí y también me preparó una pasta para comer en el aeropuerto. Me duché, hice la maleta (y misteriosamente cupo todo, otra cosa es que no tenga sobrepeso, ya lo veremos). Al rato llegaron los dos hijos. Comí arroz con pollo y una salsa especial de Verónica buenísima. Cuando ya tuve todo listo, me despedí de los hijos y José Antonio y Verónica me llevaron a Norrköping, casi una hora de trayecto. Me dio realmente pena dejar esa casa, me siento tan cómodo y es tan confortable. Son unos amigos estupendos. Soy totalmente consciente que sin ellos este viaje no habría salido ni la mitad de bien.

Me dejaron a las 7:30 pm en la sala de espera de la estación de guaguas, no sin antes haber comprobado donde tenía que estar para coger mi guagua hasta el aeropuerto de Arlanda. A las 8 pm cerraron la sala de espera. Eso es algo que no comprendo en estos dos países. Con el frío que hace en la calle, y cierran las salas de espera de los transportes, me pasó en Noruega con el ferry y ahora aquí en Suecia. Menos mal que mi guagua tenía horario de salida a las 8:15 pm, si no me muero ahí fuera, a – 10ºC. Me encontré con un aparcamiento de bicicletas completamente congelada, y no me pude resistir a sacar un par de fotos. Llegué a la marquesina, y ya había gente esperando. Amablemente un señor me indicó que la guagua llevaba un retraso de 10 min. Al momento apareció la que iba a ser la chófer  por lo que ya estaba seguro de que estaba en el lugar correcto. Me dediqué a sacar fotos de los árboles caducos, uno con una casa para pájaros. Los demás me miraban como si estuviera loco. Pero es que me sorprende cada detalle visual de aquí y no puedo evitar sacar fotos.

La guagua llegó y después de poner el equipaje me subí. Por cierto, no hace falta billete impreso. Cuando uno lo compra por Internet tiene que poner un nº de teléfono, y al confirmar la compra se recibe un SMS. Ese mensaje, en tu móvil, es el que enseñas cuando subes a la guagua, y ya está. ¡Que maravilla de guagua! Fueron 3 horas de trayecto, pero tenía bandeja para el portátil, enchufe, wifi gratis, y luz individual con la que veía el teclado. Se me pasaron las horas volando, en lo que escribí, subí fotos y chatee un rato. Incluso hablé por el Skype. Pasamos por Estocolmo, y pude ver de nuevo la capital de Suecia. Curioso, al inicio y al final del viaje pasé por esta ciudad. Aproveché y me comí los dos sándwiches que había preparado.

A las 11:30 pm estaba ya dentro del aeropuerto de Arlanda. Cogí un carrito y me dediqué a recorrerlo, aunque en el Hall de Salidas no había nadie. Una vez localizados los ascensores, el mostrador donde tengo que facturar y los baños, elementos que es imprescindible conocer su ubicación, me fui a la zona de cafetería. Pasé por un cajero y saqué 300 sek (unos 36 €, lo mínimo que se podía sacar) Curioso que ahora si pude sacar dinero con la misma tarjeta que me negó la gasolina por la mañana. Allí busqué una mesa con un enchufe al lado, y antes de sacar nada, me fui al Max y me compré un menú. Un estupenda hamburguesa con su refresco y papas, que me costó 79 sek (9,48 €). También me compré una manzana y un plátano por 13 sek (1,56 €). Estuve chateando con Chelo un rato, y escribiendo este blog. En el aeropuerto hay 3 horas de Internet gratis, pero te mandan un código al teléfono. Yo tuve que pedir dos, uno con mi móvil español para tener Internet en el móvil, y otro con mi móvil noruego para el portátil. A partir de esas 3 horas gratis hay que pagar. Pagué sólo una hora, porque quería subir y descargarme demasiados archivos para la velocidad de mi pincho noruego. En esa hora sólo subí y bajé archivos. Después instalé mi pincho noruego (ese que llevo usando desde hace dos semanas con 500 nok) y seguí trabajando. Mientras hacía esto vi una situación muy extraña: dos iraníes/iraquíes se ponen a hablar con una americano al lado mío, porque los tres necesitábamos un multienchufe para los ordenadores. Terminan hablando de la nacionalidad y los pasaportes, y el americano le termina enseñando el pasaporte y ellos lo cogen y se sacan fotos con él y lo tienen en la mano un rato. Después hablan un poco más, le devuelven el pasaporte y se van. Yo tenía puesto los cascos pero no estaba escuchando música, sino a ellos, y no me gustó nada. Los americanos de amables son demasiado confiados.

Entre el trabajo y el americano me dieron las 6 am sin haberme levantado. Recogí mis cosas y me fui al baño. Después de afeitarme y acicalarme un poco subí al hall de salidas. Impresionante la gente que había por la mañana, ¡Pero si a las 12 de la noche no había nadie!. Que pena no haberle sacado una foto vacío. Facturé sin problemas. Como todo lo pesado lo había puesto en la mochila de mano, la maleta solo pesó 13Kg, dos menos que a la venida a Suecia. Después pasé seguridad, y me encontraron un botellín de agua que ni recodaba que llevaba, menos mal, me quitaron 500 gr. de peso. Pasé (porque no te queda otra) por delante de muchas tiendas, pero no me paré en ninguna. Fui directamente a la oficina de cambio Forex, donde cambié las 200 sek (coronas suecas) que me sobraban del cajero, y el cambio me salió bien, a 9,08 sek por euro (22 € me dieron) y también cambié 800 nok (coronas noruegas) y me dieron 98 €, y este cambio no me salió tan a cuenta porque se cobraron la comisión de las dos transacciones, un total de unos 12 €.

Mi siguiente destino fue la Oficina de impuestos (Tax Free Office), donde fui a declarar las compras que hice en la tienda de suvenires el último día que estuve en Noruega. Me dijeron que antes de pasar seguridad tenía que haber ido con lo que había comprado y enseñarlo en la oficina que tienen por fuera, y que después en esta interna presentar los papeles para cobrar. Yo le dije que era imposible porque ya había facturado las compras. Y bueno, o le caí simpático o lo que fuera pero me dijo que lo dejaba pasar y tras rellenar unos papeles muy rápidos me devolvieron 45 nok (6,3 €) en mi tarjeta de débito. La verdad que el trámite me resultó muy sencillo.

Esperé hasta la hora de embarque trabajando con el ordenador de nuevo, y desayunando la fruta que compré antes. Me fui directamente a buscar la puerta 7, donde era el embarque para el vuelo con destino Tenerife Sur. El pasaje me salió 499 sek (unos 59 €) ida y vuelta, sí, he dicho bien, desde Estocolmo a Tenerife Sur ida y vuelta por 59 € ¡Y ahora mira los precios de Binter entre islas a ver si te parecen baratos! Bueno, como era ida y vuelta, tenía que pagar comida ida y vuelta, lo que me salía unos 20 €, y no la pagué. Pero gracias a Verónica me llevé una estupenda pasta con pollo y salsa especial (que no me quiso decir que lleva), pero que está buenísima.

No voy a usar la vuelta, aunque la tengo pagada, porque sólo podía sacarse con un máximo de dos semanas desde la ida, y la tengo para el 25 de diciembre. Cuando vuelva a Suecia/Noruega sacaré un nuevo billete.

Subí al avión, un Airbus A-330, bastante grande y cómodo, con 8 filas de asientos, repartidas en 2 en un lateral, 4 centrales y otras dos laterales. Mi asiento fue el 33-A, en un lateral,  y cual fue mi sorpresa que me tocó una rubia sueca al lado. Pero que quieras que te diga, estas nórdicas son unas aburridas. Entre lo seca que era y el sueño que tenía yo, sin dormir la noche anterior tirado en el aeropuerto, de las 6 horas de vuelo me pasé 5 horas durmiendo, despertándome a cortos intervalos. Cuando me medio despertaba trataba de abrir una botella de agua que había comprado con 20 sek, pero no podía, no tenía fuerza en las manos porque estaba medio dormido, así que seguía durmiendo. Así me pasé las 5 horas. Sólo cuando puede abrirla me fui despertando, ya a media hora de aterrizar.

Llegué a Tenerife Sur,  y mi maleta fue la penúltima en salir, ya cuando todo el mundo se había ido. Llegar a casa fue una alegría, pero con demasiadas preocupaciones en la cabeza.

El futuro está por venir. No sé como será, pero por lo menos tengo la satisfacción de hacer algo por tratar de crearlo. Y así terminó mi viaje a Noruega/Suecia, que no mi búsqueda de trabajo en Noruega. Desde Tenerife tengo mucho que hacer para lograr mi objetivo de tener un futuro laboral. Mi labor de sembrar in situ está cumplida, pero tengo planes de volver a finales de febrero de 2013, después de haber disfrutado de los niños en carnavales, y permanecer hasta mayo. Pero esa será otra aventura…

Me falta poner un Epílogo con sus conclusiones sobre este viaje, lo subiré en unos días. Gracias por haber leído este blog sobre mi viaje de búsqueda de trabajo en Noruega.

VÍDEO: MATIAS FONTE-PADILLA. Conduciendo nevando desde Ljusfallshammar hacia Norrköping  por la mañana. 10/dic/2012 http://youtu.be/I2nep1j5Bv8

VÍDEO: MATIAS FONTE-PADILLA. Conduciendo por Suecia hacia Ljusfallshammar con Terminator por la tarde. 10 diciembre 2012   http://youtu.be/jJNt0ZTfOU4

VÍDEO. MATIAS FONTE-PADILLA. Paseando a los perros por Ljusfallshammar, Suecia http://youtu.be/QEcvOVooQ5U

Posted in Uncategorized | Leave a comment

9/12/2012. Søndag. Primer día en Suecia. -18 ºC. Salgo a correr. Veo un tanque en acción. Visita a un centro comercial en Linköping y comida en Ikea.

Hoy me desperté antes de las 8 am, y es que anoche me había acostado como a las 2 am. Increíble eso de tener el baño y la ducha en una misma habitación, y dentro de la casa, jejejeje. Me desayuno cereales con yogur y un plátano. Hablo un rato con José Antonio, voy a buscar leña a la leñera que hay fuera de la casa, para tenerla para encender la chimenea, y me voy a correr. Todo el pueblo, alrededor de la casa y la propia casa es de postal de navidad. No hay rincón que no se merezca una foto.

¡Cómo disfruté correr con todo nevado en medio del bosque! Llegué a Grytgöl, el pueblo vecino, en menos de media hora, y regresé por la misma carretera. No hice sino sacar fotos por todo el camino, y grabar vídeo, y aquí las puedes ver. Al igual que en navidad de 2009, hace una temperatura baja, -18ºC, pero un tiempo soleado. Correr en estas condiciones, en que tu propio aliento se congela y se queda pegado en la braga, el aire frío en la cara, la luminosidad de la nieve, el ruido del hielo escachado a cada paso. Hay que vivirlo. En total una hora y un poco menos de 10 km. Fantástico. Y no paré de hacer fotos por el camino, cada una una verdadera postal de navidad, debajo verás alguna. Llegué a la casa, hice mis ejercicios, hablé con ellos, una ducha, y nos vamos de paseo. Los hijos están totalmente enganchados a los juegos on-line, y son una parte muy importante para ellos, con 15 y 20 años. Vi al hijo Alejandro aparcar el coche, y lo hizo genial. Los dos se quedaron en casa, supongo que felices porque no nos tenían a los adultos por allí.

Nos dirigíamos a las afueras de Linköping cuando un militar nos hizo desviarnos. No fue enorme mi satisfacción ni nada al ver que la carretera estaba cortada por los militares porque un camión  con remolque militar se había salido de la vía, y lo estaban tratando de sacar de la cuneta tirando con un TANQUE. Y encima había otro remolque con otro tanque encima. Me bajé, hablé con la militar de guardia, saqué todas las fotos y vídeos que quise, y vi como un tanque de por lo menos 40 Tn o más no era capaza de sacar el camión de la cuneta. Estuvimos unos 10 minutos y después seguimos nuestro camino, mientras iban a bajar el segundo tanque, suponemos que para remolcar entre los dos. La militar nos dijo que el tanque era un 9040, pero he buscado en internet y no es correcto, porque el 9040 fue un Panzer de la GMII. Nos llegamos a las afueras de Linköping de donde vimos por fuera el museo del aire (Flygvapenmuseum). Me dijeron que está espectacular. Tengo que ir, pero en este viaje dudo que me de tiempo.

Llegamos a un centro comercial de Linköping donde está también Ikea. Mientras Verónica buscaba algo de ropa nosotros dos nos metimos en varias tiendas, una Teknik magasinet de electrónica como la que había en Oslo, con las mismas chorradas, y pude jugar un rato con el Samsung Galaxy III y con una Tablet de Samsung. Después nos metimos en una librería y enseguida vi el cambio con respecto a Noruega. Mientras que en Noruega el 70/80% de los libros que veía estaban en inglés, aquí los libros en inglés ocupaban dos estanterías nada más, todo el resto de la librería en sueco. ¿Por qué? No lo sé. En una tienda de chucherías me llamó la atención una nevera llena de tarros de diferentes tipos de rape (tabaco), que se vende en bolsitas para chupar. Después nos fuimos los tres a comer a Ikea, y la ensalada y el pollo con verduras y puré de papas duraron muy poco. A continuación Verónica siguió comprando y nosotros nos tomamos el postre, Jose Antonio un helado de chocolate y “dulce de leche” (así estaba escrito y la foto da fe de ello) y yo una bola de coco con chocolate. Buscamos el coche y nos fuimos a un supermercado Maxi, para comprar nubes y algo de chocolate. Jose Antonio compró un chocolate con menta que estaba de muerte.

Regresamos a Linköping, en un trayecto de unos 45 minutos, en el cual hablamos con Chelo los tres. El paisaje nocturno de Suecia es tan espectacular como el diurno. Me encanta la carretera.

Llegamos a casa como a las 7:30, y me puse con el ordenador. Me hicieron el favor de mirarme el billete de tren que usaré para ir al aeropuerto, estuvimos hablando un poco, y me quedé sólo en el salón con Alejandro, el hijo mayor, el jugando y hablando por internet y yo haciendo este post y preparando ejercicios del curso que estoy haciendo. Así nos quedamos hasta bien entrada la noche.

VÍDEO: MATIAS FONTE PADILLA. Sacando de la cuneta un remolque con un tanque, y no lo consiguen 2012-12-09 http://youtu.be/nNcWKq_blPU

VIDEO: MATIAS FONTE-PADILLA. Corriendo en la nieve en Ljusfallshammar, Suecia. 9 diciembre 2012  http://youtu.be/Fvl8M6XyNF0

Posted in Uncategorized | Leave a comment

8/12/2012. Lørdag. Última visita a Oslo, última guagua, y último ferry en Noruega. Regreso de 5 horas y 400 km a casa de Jose Antonio y Verónica a Ljusfallshammar en Suecia

Oslo y Noruega han terminado para mí. He hecho todo lo que he podido, y también he disfrutado.

Esta mañana he ido a Oslo por última vez en la combinación guagua/ferry.

Me desperté a las 8 am. Trabajé como media hora con el ordenador, me vestí y me fui para Oslo sin ni siquiera desayunar. Cogí mi última guagua 631 hacia el muelle a las 9:40 am. Cogí mi último ferry hacia Oslo y mientras lo hacía le mandé un par de fotos sobre la marcha con el Whatsapp a Chelo. A las 10:20 ya estaba en Oslo.

Me encontré la ciudad cambiada. Como el lunes 11 de diciembre es la celebración de la concesión del premio Nobel de la Paz 2012, que se lo otorgaron a la Unión Europea, están blindando la ciudad. Camiones llenos de vallas y bloques de cemento al lado de retroexcavadoras y operarios que las van colocando. Para pasar de un lado a otra de la calle hay que buscar el hueco. Me recuerda al montaje en Tenerife para los carnavales. Son muchas las calles que se están cerrando, y todo el vallado converge hacia el museo del Nobel de la Paz.

Me dirijo detrás del Ayuntamiento, a una semi-rotonda, donde se encuentran 3 tiendas oficiales de souvernis. No me gasto mucho dinero pero si compro varios detalles. Me dan dado un ticket para que lo presetne en el aeropuerto para que me devuelvan los impuestos. Veremos a ver si así ocurre. Me fui al centro comercial House of Oslo, y allí en el supermercado Many compré dos cositas también, entre ellas una caja de galletas de navidad ¡a ver como llegan a Tenerife! También me compré un batido de chocolate, que me tomé la mitad al salir y otro poco en el ferry.  También estuve en el Museo de los Premios Nobel, viendo el montaje que tienen para el día 11, para la entrega del Premio Nobel de la Paz 2012, concedido a la Unión Europea, y he paseado algo.

Como a las 15:00 llego al apartamento, después de coger el ferry y la guagua 631 por última vez. Saqué la tarjeta de transportes por un mes, por lo que me duraría hasta el día 20, pero aunque me voy hoy día 8 aún así me he ahorrado mucho dinero comprándola.
Recogí todas las cosas, las metí en el coche, y después limpié el apartamento durante 1 hora. Desde que empecé a limpiar el apartamento, he encontrado 42 monedas diferentes en el suelo, debajo de la alfombra, de los muebles, etc. Una vez terminé de limpiarlo, me aseguré de haber apagado la calefacción, haber cerrado bien la ventana/nevera, y desenchufado todo lo enchufado. Mi equipaje se pude dividir en 4 categorias: ropa, informática, recuerdos y comida (para dejarles a Jose Antonio y Verónica, junto con lo que me prestaron),Salí, y me aseguré de cerrar bien la puerta, bajé al coche y me puse a quitar el hielo de todos los cristales.

Salí de Sunnas, Nesodden, Noruega, a las 18:15, y llegué a Ljusfallshammar en Suecia, a casa de José Antonio y Verónica a las 11:20. Sólo pasé por un peaje por el que pagué 25 kr. Conduciendo durante 5 horas y 400 km, sólo me paré una vez para sacar una foto, de una casa decorada de navidad, y otra vez para echar una meadita en medio de la nada. En el coche me llevé dos plátanos, un sándwich, una manzana y media botella de coca-cola. Uno de los plátanos y la manzana llegaron intactos.

Es increíble el cambio de clima. Aquí en Suecia hay -18 º C y está todo nevado, ha nevado en forma, mientras en Noruega había -6º y queda ya muy poca nieve.

Está tan bonito todo, tan postal de navidad. Me hubiera parado en muchos lugares a sacar fotos nocturnas, pero no podía ser. Tuve la suerte de ver un ciervo, y de disfrutar de horas y horas de conducción sobre nieve, acompañado con la música que había en los cds del coche. Al usar en mi móvil el Navigator no podía escuchar la música al mismo tiempo que lo usaba.

Saqué varias fotos increíbles, y varios vídeos. Disfrútalos/as.

VIDEO: MATIAS FONTE-PADILLA. Centro de Oslo, Noruega, el 8 de diciembre de 2012. http://youtu.be/KNjGcxw2Mfw

MATIAS FONTE-PADILLA. Conduciendo desde Noruega a Suecia, el 8 de diciembre de 2012.  http://youtu.be/9feipu_8h38

Posted in Uncategorized | Leave a comment

7/12/2012 Fridag. Hoy me desperté tarde. Biblioteca. Y a Oslo de compras. Oslo City. ¡Qué bueno es el tranvía!

De momento pongo el texto del viernes. En estos momentos estoy trabajando con las fotos…

Ante todo una corrección. El edificio de dos torres inmensas que tiene el reloj no es el parlamento, como he puesto hasta ahora en todos los post. Es en realidad el ayuntamiento.  Me enteré hoy y lamento el error. Lo corregiré en todos los post.

Sobre las 11 am me despertó algún ruido, pero ya tenía el sueño ligero. Hoy ha subido un montón la temperatura, y sólo hay – 6º C. Dormí 4 horas, bueno, es suficiente. Me desayuné cereales con leche cortada otra vez (se cortó el tetrabrik que compré). Organicé un poco y me fui a la biblioteca de Nesodden. Al coger el coche tuve que quitar una capa de hielo que no me dejaba ver nada ¡Pero si a las 7 am lo estaba aparcando y estaba limpio! Bueno, con la calefacción a tope lograré que todos los cristales queden limpios perfectos.

Por cierto, avisé a Jose Antonio porque no podía bajar el cristal del acompañante, y pensé que se había estropeado el motor del cristal. Y me dice que no, que es la goma que con el hielo se ha pegado al cristal y que por eso no baja. Efectivamente por la noche que ya no tenía hielo funcionó perfecto. Otra cosa que aprendí.

Estuve hasta las 3:45 pm que cerraron. Subí las fotos de este blog, chateé un rato y trabajé otro poco. Me llevé un plátano y un sándwich hecho con pan de hamburguesa y con ese queso gouda que tengo que terminar. Por cierto, yo que pensé que había sido una mala compra tener 1 kg de queso en lonchas, y ha salido fantástico. Lo congelo y descongelo y siempre puedo separar las lonchas, no se me queda como una masa como pasa con otros quesos. Así que puedo ir haciendo bocadillos sin problemas.

Llego a casa y como. Hoy toca la última sopa de sobre de Creamy Chicken, y el final de la ensaladilla de papas. De postre nada, jajajaja. Hago otro sándwich para Oslo, y cojo mi coche hasta la parada. Todos los días lo sigo cambiando de sitio. La verdad que con – 6º C pude esperar la guagua unos 10 minutos sin que me diera frio. De todos modos me noto algo tocado de ayer, como si mi cuerpo me dijera que no quiere más frio.

Llego con el ferry a Oslo, y en eso veo que llega el tranvía de la línea 12, que conozco el recorrido, y sin pensármelo corro y me subo. Con él no tengo que caminar nada hasta llegar al centro comercial de Oslo City y la estación central, que es donde quiero ir esta tarde. Me he ahorrado 15 minutos caminando al frio. Un detalle. Yo veo que en los tranvías se sube la gente y casi nadie pasa la tarjeta por el lector o por la ticadora. Supongo que habrá revisores, pero yo no los he visto todavía. También es verdad que el tranvía sólo lo he usado 5 veces. Me bajo justo en la estación de trenes y camino 100 m para entrar en Oslo City. Por el camino me he mandado la hamburguesa/sándwich de queso que me había preparado. Bajo al supermercado y pregunto por unas chocolatinas, un encargo que me ha hecho una amiga. Una encargada super simpática me lleva hasta ellas. Las compro y me voy a una caja rápida autoservicio a pagarlas. Me ayuda un dependiente, pero me quedo solo, pago con la tarjeta y me voy del supermercado. Cuando he recorrido unos metros me doy cuenta de que no me dio ticket, y me quedo mosqueado, así que vuelvo a entrar y resulta ¡que no había pagado! Le había dado a la pantalla táctil pero me había faltado un botón ¡casi me voy sin pagar! Es capaz que aquí me detienen 4 días por unas chocolatinas, Jajajajajaja.

Sigo buscando dentro del Oslo City otro detalle, pero me dicen e una tienda que lo mejor es que salga del centro comercial y que vaya a una tienda de suvenires, que está en una calle paralela al lado de un hotel. Salgo y me como una chocolatina para entrar en calor, jejeje. Llego al Hotel, pero resulta que es una inmensa zona cubierta donde está el teatro, un hotel y muchos restaurantes y tiendas, todo en un ambiente de madera muy clásico. En el teatro del pueblo o  Folketeatret estrenan hoy una obra de la compañía de los Monty Phyton, pero vamos en idioma noruego, como para ir. Me siento en la base de una escultura de una mujer haciendo contorsionismo, y me pongo a chatear con Chelo un rato. Una pareja se sienta al otro lado de la escultura a comerse una pizza que tiene una pinta y un olor que te mueres. Termino de chatear y me voy a levantar, y en ese momento aparece uno de seguridad y nos dice a mí y a la pareja algo en noruego que no entiendo, pero supongo que es “levántate de aquí y mueve tu culo” pero educadamente claro. ¡Pero que pasa en este país, que uno no puede pasear por donde uno quiera ni sentarse donde uno desee! Son unos amargados. En ese momento pensé que de madrugada anoche (si, cuando me quedé tirado en Oslo) no vi ni a un solo pobre en la calle, que por el día hay en muchas esquinas. ¿Será que los encierran? ¿O todos tienen su refugio? ¿O será que se disfrazan de pobres por el día? En España tú ves personas que duermen en la calle, pero aquí no.

Salí de la galería del Folketeatret y me dirigí a la estación de trenes, a unos 100 m. Allí cogí el tranvía 12 en sentido contrario, y en unos minutos estaba en el muelle o Aker brygge, en ese sitio del que me echaron anoche de madrugada. Ahora lleno de gente, y todo el mundo sacando fotos del muelle, jajajaja. Bueno, cogí mi ferry, mi guagua y llegué a casa. El coche marcaba sólo -6ºC, y la verdad es que se nota que hace menos frio.

En casa no hago mucho. Organizo un poco en vistas a mañana, estoy con el ordenador, chateo algo y me voy a la cama a las 10 pm. Mañana me espera un día de conducción largo y estoy algo cansado ¿por qué será?……

Posted in Uncategorized | Leave a comment

6/12/2012. Torsdag. Sin nevar. Disfruto del paisaje corriendo. Biblioteca, y la historia de cómo me quedé tirado en Oslo de madrugada. Venturas y desventuras de un colgado….

Hay -10º C. Desayuno mi té, mis cereales con leche, leche de coco y azúcar, y 3 lonchas de queso. Compré 1 kilo de queso gouda en lonchas en Suecia, y a partir de ahora formará parte de mi dieta diaria, si no lo pierdo.

Trabajo un poco con el ordenador. La verdad que el uso de la firma digital en los documentos de Word está genial. Gracias a que me gasté 15 € en Tenerife en un lector de DNI electrónico, aquí he podido trabajar sin problemas. Envío un par de CV y preparo otra documentación.

Salgo a correr a las 13 h. El día está luminoso, bueno para lo que es aquí soleado, el sol en su punto más alto está como a las 10 de la mañana de Tenerife, y sigue sin calentar. Disfruto un montón viendo las casitas nevadas, y saco varias fotos. También del recorrido.

Llego como a las 2:20 pm. Hago mis ejercicios, mi ducha y a comer, toca ensaladilla de papas y jugo.  Me voy a la biblioteca para aprovechar el wifi. Estoy hasta la hora de cerrar, de hecho, la puerta de la sala de estudio donde estoy se cierra sóla electrónicamente, y cuando vienen a avisarme de que se cierra, ya no pueden entrar, pero afortunadamente yo si puedo salir.

Llego a casa, dejo escondida la mochila con el portátil y los papeles, y decido irme a Oslo a ver si encuentro el Bar Blȧ, y así veo un poco el ambiente nocturno de la ciudad. Y además, hacía varios días había recogido un vale descuento del 50% para una hamburguesa en el Max, así que me lo meto en el bolsillo, hoy cenaré hamburguesa.

Cojo mi guagua y mi ferry y a las 8:30 pm ya estoy en Oslo. Echo un vistazo al horario de regreso, y leo que el último sale a la 1:30 am. Me parece un poco temprano para ir al bar, pero voy caminando. Hay mucha vida nocturna, todos los restaurantes llenos y los bares también. Mucha gente de un lado a otra, bien vestida, la típica estampa de ciudad de copas. Llego casi a la altura del Gran Hotel, y veo que hay un Hard Rock Café, y me meto.  Es increíble como la gente cree que soy de aquí, hasta los extranjeros me hablan en noruego. Dentro lo disfruto mucho. Cuatro conciertos seguidos y una cerveza que me tomo a 99 k (unos 14€, apunta eso), y se hacen las 12. Saco vídeos de las actuaciones, ya los subiré para que los veas. Me voy a otro local (el Friday´s), que es un bar que tiene muy buen ambiente. Me gasto 60 k (unos 10 € en otra cerveza, y aprovecho y voy al baño, dato este importante, jajaja. Estoy hasta la 1 am. Hora de regreso a casa.

Llego a la 1:15 al muelle, esperando coger el ferry a las 1:30 am. Pero está todo cerrado. Entonces miro de nuevo el horario y resulta que me he equivocado. De lunes a jueves el último ferry sale a las 12:45, y el viernes y sábado por la noche a la 1:30 am. ¡Pero es que es jueves, so imbécil! Soy consciente de que me he quedado tirado en Oslo. Hasta las 6 am no sale el siguiente. Tengo que esperar 5:30 horas. Así que ya sé donde ir, salvo que ya haya cerrado. Paso otra vez por la zona de bares y veo el ambiente, veo ya no me meto. Mi objetivo es el Max, un restaurante de comida rápida de hamburguesas, pero que según ponen ellos mismos en sus bandejas “mucho mejor que el McDonald’s”.  Con mi vale me hacen el 50% de descuento, y un menú de hamburguesa GDL (Gold Bacon meny) que costaba 121 k (17 €), ahora solo me sale 58 k (unos 8,12 €). Ya llevo gastados 32 euros esta noche. No cabe duda que salir en Oslo es caro, sólo 2 cervezas y una hamburguesa. Increíble.

En el Max me quedo hasta que cierran, hasta las 4 am. Estoy dentro dos horas entretenido gracias a que tengo enchufe para cargar el móvil y wifi gratuita que va muy bien, y porque con el móvil hago de todo, me descargo un par de juegos, navego un poco, chateo con gente que no conozco ni conoceré. Vamos, traté de matar el tiempo como pude.

A las 4 am salgo del Max y me dirijo al muelle. Por el camino, lo que había sido una calle decente durante el día por la noche a estas horas se transforma en otras cosas, y varias prostitutas negras merodean. Pasa un señor y responde en español, y la tía habla español también ¡Qué internacionales son, jajaja! Cuando paso yo me hablan en noruego, le hago un gesto que no y sigo mi camino. Estoy más tirado que ellas….. Llego al muelle con la esperanza de que a lo mejor han abierto ya la sala de espera calentita. Pero no, sigue cerrada. No tengo a donde ir, y tengo que esperar dos horas a la intemperie.

Me pongo a caminar por la avenida marítima, pegado al muelle. Me dedico a sacar fotos: que si el reloj del muelle, que si la fortaleza de Akershus, que si el parlamento con las luces reflejando en el mar… “QUÉ BONITA CIUDAD ES OLO DE MADRUGADA A – 12ºC CUANDO ESTÁS TIRADO EN LA CALLE” Estaba sacando una foto cuando se me acercan dos de seguridad, que  qué estaba haciendo ¡Pues sacando fotos! Que no podía estar allí, le pregunto por qué y dice que es una zona restringida de noche, que hay zonas privadas. Me disculpo y sigo mi camino, y me vuelven a llamar. Uno estaba en contacto con alguien por teléfono. Que no puedo estar por ahí, que si tengo ID number, y si sigo que llaman a la policía, que es muy sospechoso que alguien esté ahí a esas horas. Les digo que me digan que parte de la calle es privada y cuál pública, que me voy a la pública, y que llamen a la policía si lo consideran necesario, que yo ya les he explicado que es que estoy tirado en Oslo y hasta las 6 am no puedo hacer nada, todo esto en un tono muy amigable, por supuesto. Uno de los de seguridad se da medio da la vuelta (tenía un pinganillo) y le dice algo al otro, y por lo que pude entender por su reacción es que yo no era un terrorista y que me dejaban continuar siempre que no me acercara a la parte privada. ¡A ver, si alguien quiere hacer fotografías comprometidas va a ir de noche, cuando no hay nadie y no se ve nada, o de día cuando puede pasar desapercibido entre cientos de personas!. Les pregunto por la sala de espera, y me confirman que la abren ellos mismos a las 6 am. Pero aunque se los pido me dicen que no pueden abrirla antes. Pues estamos listos, digo congelado.

Son casi las 5 am, y me queda una hora, así que me dedico a pasear y a sacar fotos por fuera de la zona portuaria: que bonita la fuente congelada, que bonito el aparcamiento de coches eléctricos, jajajajaja. Me recorro otra vez el centro de Oslo de punta a punta, hasta la estación de tren, y sobra decir que no había nadie, pero nadie por la calle. Y sobre las 5:30 am apareció el Diablo.

Caminando helado por una transversal a la calle peatonal Karl Johans gate se me para un pedazo de coche al lado, guapo, guapo, y seguro que con calefacción y todo…. Se baja el cristal del acompañante y una tía buenísima con unas t….. fantásticas me pregunta que a donde voy. Pues al muelle, y le cuento que estoy tirado hasta las 6 am. Y entonces se obra la manzana envenenada. Me ofrece ir a su apartamento, que si quiero ir a f…., que me lleva en su coche. La oferta es muy tentadora, jajajajaja, pero me dice que está trabajando y que cuesta 1000 k (140 €). Mil coronas, las tengo en el bolsillo, pero no tengo mucho más para regresar a Suecia. O prostituta o gasolina, o prostituta o gasolina, o seguir congelándome (que ya no siento los pies) o estar calentito debajo de un edredón nórdico echando un p…… déjame pensarlo….. déjame pensarlo…. ¡Que no, que es broma mujer, que no te pongas así, que no iba a ir de todos modos, lo juro, ay, ay, pero por qué me pegas, ay, que te juro que desde el principio me di cuenta que era una prostituta y que no iba a ir…..ay…ay! He tomado decisiones complicadas en mi vida, pero pocas tan difíciles como esta. De verdad que fue de película, era como si el Diablo se hubiera disfrazado de mujer. Bueno, en esta vida no lo haré, pero en mi próxima reencarnación caigo seguro (ahh, que yo no creo en las reencarnaciones…… pues tendré que empezar a creer, ….. mira que perder una oportunidad como esta.. hay que ser totufo….. ay, que no, ay, que lo decía en broma, te lo juro mujer).

Bueno, después de esta prueba de valor y fe continúo caminando por las solitarias y frías calles de Oslo hasta llegar la muelle de nuevo. Un taxi se para a mi lado y me pregunta que si me lleva. Le doy las gracias pero continúo mi camino ¿será otra prueba de fe?. Debe ser muy raro ver a alguien caminando a esas horas solo. Por fin es la hora. El ferry llega puntual, y se va hacia Nesodden sólo conmigo. Se puede decir que fue Mi ferry. Cuando llegamos al muelle de Nesoddtangen, hay más de cien personas esperando al ferry para ir a Oslo a trabajar. Las atravieso y voy a Mi guagua, en la que también viajo sólo, y disfruto de como el conductor va cantando todo el camino. Llego a Sunna y hay hielo en el cristal del coche, así que lo limpio, pienso para mí que así no le tengo que hacer más tarde ¡pobre iluso!. Llego al apartamento rendido, y no me tomo ni un vaso de agua, directo al catre. Son las 7 am. Por lo menos cuando amanezca, en una hora, el sol ni se va a notar….. Si sobrevivo a este frio que he pasado hoy, puedo ir en pelotas hasta Suecia, jajajaja. Buenas noches, que diga, Buenos Días.

Hoy también subo un vídeo del nene corriendo.  http://youtu.be/E6d1uClijKs

Posted in Uncategorized | Leave a comment

5/12/2012. Onsdag. Nieva suavemente. Visita a la Fortaleza Akershus.

Ya están subidas todas las fotos de hoy. Que las disfrutes.

Miércoles, y ¡Ha nevado por fin! Mi nevera ambiental, léase ventana, ya se ha convertido definitivamente en un congelador. De todos modos al nevar la temperatura ha subido desde los -13º de ayer a -9º. Y he descubierto que si dejo algo pegado a la ventana por dentro, se mantiene frío sin llegar a congelarse.

Desayuno leche normal con cereales, un poco de leche  de coco y azúcar. Miro el correo, y después preparo mi sándwich y salgo a la calle. El coche está cubierto de nieve, pero es muy suave y esponjosa. Saco un par de fotos ahora que el paisaje ha cambiado.

Ve voy a mi parada de guaguas, cojo mi 631 hasta el muelle, y de ahí el ferry a Oslo. Hoy toca ir a la fortaleza de Akershus, por dos razones, está el Ministerio de Defensa y también la propia fortaleza es un museo, que incluye el museo militar. Entrego el CV para el departamento de Medio Ambiente (lo mismo que hago en Tenerife de Reservista), y me doy una vuelta por la fortaleza.

Entonces paso por delante de una garita con un soldado, y recuerdo haber leído algo del famoso cambio de guardia, y miro la hora, faltan 5 minutos para la 13:30 pm. No puede ser aquí, pienso, porque es que estoy yo solo. Decido esperar y sacar algunas fotos. Efectivamente, a las 13:30 pm en punto hacen el cambio de guardia, muy sencillo pero con mucho rigor, y ¡yo soy el único turista que lo ve! ¡Para mi solito, jajaja! Me gustó bastante la verdad. Después me dirijo a ver la Prisión de Akershus (con mucha historia desagradable, y donde durante la GMII estuvieron como prisioneros los contrarios a los nazis, y cuando acabó la guerra estuvieron los nazis). Se ven unas vistas de Oslo impresionantes. Un par de fotos más.

Me voy al Museo del Ejército. Por fuera unas lápidas en recuerdo a soldados y unidades caídas en combate. Un imponente tanque guarda la entrada. Dentro la exposición está bastante bien, aunque le echo en falta un par de carteles más al menos en inglés, porque todavía el noruego se me resiste mucho. Muy buena la exposición de motos antiguas en el piso inferior, a quién le gusten las motos disfrutaría bastante. También está muy bien la zona dedicada a las misiones internaciones, donde me llevo una sorpresa, al ver una caja con boinas donde hay una de la COE (de teniente general, casi nada) y otra del ejército español en general (de oficial, como la mía). En la planta alta la mitad está dedicada a la GMII, y veo torpedos de 7 metros, minas de 1 tonelada, cañones antiaéreos, el interior de un submarino, una unidad alemana a tamaño real ¿pero cómo han metido todo esto aquí? En la parte dedicada a siglos anteriores, destaco la cantidad de sables y una sección dedicada a los primeros fusiles, con ejemplares del S XVI. Me gusta el museo bastante.

Salgo en dirección al muelle comiéndome mi sándwich, y paso por enfrente de la estatua dedicada a Roosevelt, el presidente americano. También hay una estatua dedicada a la defensa de la ciudad. Llegó al muelle y justamente mi ferry está embarcando, es la primera vez que no tengo que esperar. Son las 3:30 pm.

Al bajarme de la guagua en mi parada (Sunnas), paso por el supermercado y compro 3 plátanos, un bote de salsa carbonara, y una chocolatina. Llego a casa y me preparo la comida. Hoy toca de comer sopa picante de hace dos días y ensaladilla de papas. De postre un par de papas fritas y un par de galletas de navidad.

Ya son casi las 6 pm. Me dedico a trabajar con el ordenador y chateo un buen rato. Hago llamadas de teléfono (por menos de 20 minutos por supuesto). Por cierto, casi todos los días tengo que bloquear el móvil para datos, porque algunas aplicaciones no he logrado pararlas y a mitad del día ya llevo consumidos casi los 20 Mb sin haber hecho nada. Con el que más problemas tengo es con el “Comandos de voz”, que no lo estoy usando y así todo consume entre 13 a 17 Mb cada dos días. Es una herramienta de sistema y tengo que buscar bien como desinstalarlo.

Sobre las 10:30 pm me tomo una sopa de sobre Creamy Chicken de Knorr (bueno, está calentita). Dejo todo fregadito y a dormir.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

4/12/2012. Tirsdag. Biblioteca municipal. Comida rica.

Por la mañana hay -12ºC, y por la noche llegará a -13 ºC.  Desayuno dos tazones de leche congelada con cereales, se ve que hoy tengo hambre. Estoy con el ordenador un rato, y después salgo de casa.

El coche tiene una capa de hielo encima, y se la quito con el rascador de los cristales. Una cosa curiosa es que en Tenerife cuando entras en el coche te quitas la chaqueta, porque va s a tener menos frio. Aquí es al revés, el coche está tan frio por dentro que lo que te dan ganas es de abrigarte. Vamos, durante un buen rato tengo que conducir con guantes, y rezando para que la calefacción vaya templando el interior del coche.

Son las 11:30 am. Me dirijo a la biblioteca púbica de Tangen, donde estuve ayer, enfrente del centro comercial. Tengo wifi gratis y eso ahora para mí es vital. Aparco al lado, y veo un cartel sobre 3 horas de aparcamiento, pero que por más que trato de traducirlo, que no, que hace mucho frio y yo no veo máquina de tickets por ningún lado. Entro en la biblioteca y pregunto. Me hacen un papel que me sirve para 3 horas gratis, y que vuelvo a salir para poner dentro del coche. Y mi pregunta es ¿cuando esté nevando a todo meter también hay que salir a poner el papelito? Y es que hasta ahora ha hecho frio pero la verdad es que ha sido un tiempo excelente, sin viento y sin nevar. Al volver veo varios coches con cubre-parabrisas, para que no se llenen de hielo. Nosotros ponemos los parasoles por dentro, ellos por fuera.

Vuelvo a entrar. La Biblioteca y sala de estudios está en el piso superior. Está muy bien acondicionada, con un montón de cojines grandes, sillones y rincones con cojines en el suelo donde poder leer. Las estanterías son semicirculares y hay muy orden y limpieza. Tienen un rincón de autoservicio de fotocopiadoras y de reciclaje. Tienen mesas para trabajo al lado de las ventanas, pero están ya todas ocupadas, y son gente adulta trabajando con sus portátiles y estudiando. Me meto en la misma sala de estudios de ayer. Sólo hay una mujer con su Apple. Yo monto mi chiringuito de portátil y pruebo a darme de alta con mi teléfono español, y también funciona. Genial. Toda la mañana la paso delante del ordenador. Me descargo archivos, Tutorizo el curso, chateo un rato con varias personas. Por fin pude chatear tranquilamente con Chelo un ratito. Se hacen las 3 pm. Me como una manzana. Es increíble como es internet. Desde que estoy en Noruega la publicidad de todas las páginas y programas empezaron a aparecer en noruego, Facebook, Linkedin, Spotify, etc., etc. Es más, noto que cuantas más páginas visito en noruego, más van cambiando mi perfil hacia el noruego.

Me ha entrado un dinerito en la cuenta, y antes de que se lo chupe el banco (que son muy rápidos en eso) salgo hasta el centro comercial y saco dinero por el cajero. Sé que me van a cobrar comisión, pero gracias a tener el dinero en mano me puedo asegurar que volveré a Suecia, y por lo tanto a Tenerife. Aunque aquí se puede pagar todo con tarjeta, hasta un chicle, no me puedo arriesgar a que el banco me lo retenga y no tener dinero ni para poner gasolina a la vuelta. Con mi dinerito en mano me compro un chocolate de beber (30 k, 4, 2 €) pero no está ni demasiado bueno ni suficientemente caliente. Me vuelvo a la biblioteca, renovando el papel del parking 3 horas más. Todo sigue en su lugar. Es la primera vez que dejo mis cosas solas, pero es que parece tan seguro. Procuraré no hacerlo más.

Sigo trabajando, buscando trabajo y chateando y las horas pasan rápidamente. Me decido a subir unos vídeos del viaje a YouTube. Aprovecho que tengo todavía dinerito y hago algunos pagos atrasados (siempre tengo más pagos atrasados de los que puedo pagar. Bueno, por eso estoy en Noruega buscando trabajo y no en mi casa tranquilito). Hoy hice un comentario en un chat sobre la imagen de España y de los españoles, y llegué a la conclusión que cada uno de los emigrantes tenemos la responsabilidad sobre nuestros hombros de portarnos decentemente, porque si no afecta a la imagen de nuestro país y a los emigrantes que vengan después que nosotros.

Me dan las 7 pm, hora de cierre de la biblioteca. Salgo y me voy directamente al supermercado y me gasto 144 k, 20 €, en 2 manzanas, 800 gr de ensaladilla de papas, 2 litros de leche, dos hamburguesas ya hechas y especiadas, 1 paquete de papas, y un mix de ensalada para wok. Desde hace días el cuerpo me está pidiendo carne y ensalada. Y hoy se lo di. Comí como un señor. Además comí a las 8 pm, porque no había comido nada a mediodía.

Mas tarde estuve un rato con el ordenador, ordené mi nevera ambiental con las nuevas adquisiciones, leí un rato y a dormir.

El día 24 de noviembre fui de Ski a Nesodden y grabé un vídeo mientras conducía. Hoy lo he podido subir. En unos días lo colocaré en el día que va. Es este:

http://youtu.be/zVVB0W7wyU0

El domingo día 2 de diciembre en el Juliemarked (mercadillo de navidad) de Nesodden hubo un festival, y la banda infantil tocó varias canciones, con poco acierto pero gran entusiasmo. Me encantó, y por eso esta es mi forma de felicitarles a todos la navidad.
¡FELIZ NAVIDAD!. En unos días lo colocaré en el día que va. Es este:

http://youtu.be/dhCVseYJJwg

Posted in Uncategorized | Leave a comment

3/12/2012. Mandag. Fruta congelada. Visita a NAV. Correos y biblioteca pública

El día amanece a -12 º C, y así se mantendrá. Desayuno cereales con leche cortada, pero será la última vez, a partir de ahora los tomaré con leche congelada, jajajajaja. Quiero comerme un plátano, pero están congelados al igual que la manzana. Así que lo meto en el microondas 5 min, y todavía frio lo puedo pelar, aunque está pastoso. Le pongo un par de galletas de jengibre de navidad y para adentro, plátano con sabor a verde pero de textura pasado. Me pongo a trabajar con el ordenador un rato.

Decido irme al centro comercial de Tangen, a la oficina de empleo. Voy a coger el coche, pero una capa de hielo cubre el parabrisas. Así que rasco un momento los tres cristales y pongo la calefacción a tope. Funciona y puedo salir. En el aparcamiento gratis no se me olvida poner el ticket para 3 horas. En la oficina de empleo tienen ordenadores para trabajar en la red de empleo. Pero no tienen traductor en el navegador, y me sirve de poco. Todavía no sé casi nada de noruego, y es muy difícil insertar los datos del Curriculum vitae cuando todo está codificado en la página. Pregunto y tampoco tienen wifi, pero me dicen que el biblioteca municipal, en el edificio del ayuntamiento si tienen. Y allí voy pasando por la oficina de correos, donde entiendo por primera vez cuando alguien me habla cuanto me cuesta poner una carta (tjuveseks). También paso por delante del supermercado, y veo a un hombre ganándose unas coronas reciclando envases, los recoge por las calles y después los mete en la máquina para que le de un ticket para comprar en el supermercado. 1 k por cada envase que tenga el sello.

En la biblioteca municipal me atienden muy bien y me meto en una sala de estudio insonorizada, con internet gratuito que va genial. Por cierto, para activarlo tienes que recibir un SMS en tu móvil noruego con tu usuario y contraseña ¡Y yo tengo móvil de aquí! Después me aseguro que es gratuito en el móvil, y si lo es. Estoy desde la 2pm a las 3:40pm, cuando cierran.

Regreso a casa. De comer hago sopa: un bote de sopa Kött Soppa de Findus (sopa de carne en sueco), le pongo agua, aceite, granos de pimienta y curry. La llevo a hervir (Kokka upp en sueco) y casi quemándome me la tomo. Increíble lo buena que está. De postre el último trozo de Toblerone blanco. Este chocolate lo compré en el avión el día 18 de noviembre, y me ha durado hasta hoy (para ser yo es un record)

Me echo una siesta monumental desde las 5 pm a las 8:15 pm. El cuerpo me pedía recuperar después de lo poco que he dormido los últimos días. Después estudio y trabajo con el ordenador, chateo bastante y hago mi clase de noruego hasta las 12 pm. Ceno lo que queda de sopa y a dormir de nuevo.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

2/12/2012 Søndag. A correr de día. Juliemarked de Nesodden. En casa trabajando hasta muy tarde.

 

No, tampoco ha nevado, pero el termómetro marca -8º C a las 8 de la mañana. Por la noche serán -11ºC. Se me ha congelado todo lo que tengo en mi nevera ambiental, por lo que dejo la leche al lado de la estufa un rato para poder beberla. Al final desayuno leche semicongelada con cornflakes con nesquick.

Me pongo a trabajar con el ordenador, preparando los Curriculum para el lunes. Cada Curriculum lo envío personalizado, nada del mismo para todo el mundo. Eso me lleva más de media hora con cada uno, resaltando lo que sea importante para un puesto en concreto, con el nombre del destinatario. Aquí se usa mucho la carta de presentación, y mucho más las referencias personales, sin ellas no eres nadie. Y siempre se envían por e-mail o a través de plataformas específicas como http://www.jobbnorge.no. Compruebo bien cada uno que preparo, no sea que le mande un Curriculum a uno con el nombre de otro, jejejeje. Y entonces repaso de nuevo mi Curriculum en inglés y le empiezo a encontrar fallos gramaticales y de ortografía. ¡No puede ser, como en 6 hojas puede haber tantos fallos! ¡Dios mio, si lo he repasado cien veces, y con los que he enviado ya! Así que me pongo a currar, palabra por palabra. No sólo que palabras uso, sino como es la construcción de la frase. De aquí no me levanto hasta tener el Curriculum renovado. Tardo 4 horas de trabajo intenso.

Como premio a tanto esfuerzo salgo a correr a mediodía. Es la primera vez que corro de día, “a plena luz del sol”. He descubierto que da lo mismo si hace sol o no, porque este sol no calienta nada. Por lo tanto, si sales a -11ºC a correr da lo mismo que sea de noche o de día, ¡abrígate! Es una sensación rara poner la cara al sol y no sentir calor. Reflexiono porque aquí no ha nevado todavía y en Suecia ya sí. Y llego a la conclusión que debe ser por la influencia del océano, que atempera la temperatura. El mar, ese termostato natural que mantiene la temperatura equilibrada en la tierra junto con la atmósfera. En Suecia ya no tiene tanta influencia, y por eso el clima es más continental. Otra vez mi mar que está en todas partes donde estoy. A medida que hago el recorrido me voy parando par sacar algunas fotos: algo en el cielo que no sé lo que es, el propio carril de peatones, agua congelada, frutos rojos y blancos, una panorámica de Oslo. Disfruto mucho la carrera, y la llegada con mi amigo M. Jackson sonando hace que haga un buen sprint final. Cada día corro un poco mejor.  Llego a casa, hago y mis ejercicios y mi duchita bien caliente. De comer pasta: tornillos con salchichas, salsa curry y carbonara que me quedaba un poco.

Ayer decidí que hoy Søndag iba a un Juliemarked (mercado de navidad), pero ya son las 3 pm, y vi un cartel de uno que cierra a las 4 pm, un poco justo. Busco por internet y resulta que mi propio municipio Nesodden hace hoy a partir de las 3 pm el tradicional mercadillo con actuaciones y al final la encendida del árbol municipal. Así que cojo el coche y me voy hasta el centro comercial de Tangen (donde está la oficina de empleo NAV). Enfrente se hace todo. Disfruto bastante, y eso que hace frio y la mayor parte es al aire libre: me tomo un vaso de sopa de zanahorias con chili (15 k, 2,1 €), un trozo de brownie (10 k, 1,4 €) y un zumo hirviendo (de un sirope de una fruta azul diluido con agua hirviendo, 10 k). Los niños juegan sobre placas de hielo (en Tenerife sobre charcos, que mojan, pero no resbalan, jajaja). Me sigue asombrando como muchos niños van con chalecos reflectantes. Me meto dentro del edificio municipal, donde hay actuaciones guiadas por el párroco municipal (por cierto, todos los que hablaron no podían ser más sosos, era un letanía sin gracia, ufff, menos mal que no la entendía). Vi tres actuaciones: la orquesta infantil, que tocó fatal pero fue precioso el esfuerzo que hicieron, una chica (Julie) con una voz increíble tipo Adele y coro de adultos de navidad. Muy bonito. Después en la plaza del centro comercial todos se reunieron alrededor del árbol, y el alcalde lo encendió. Precioso la verdad. Son las 5:30 pm, y misión cumplida, y vuelvo a casa. En el coche tengo el parabrisas lleno de vaho congelado y no veo nada, y no sé que hacer.  Froto son el guante pero no logro ver nada. Pongo el aire frio a tope sobre el cristal un momento, pero no funciona, así que pongo el aire caliente, a riesgo de que se empañe el cristal, pero funciona, el hielo se va derritiendo y veo algo para conducir…

Me pongo con el ordenador. El móvil me avisa de que he llegado al máximo de roaming y ya estoy 3 Mb por encima de los 20 Mb, así que lo desconecto de datos. Tutorizo el curso, y aparte hago mis ejercicios de un curso sobre Defensa. Ufff, tengo hasta las 11 de límite para entregar los ejercicios, corre, corre que ya son las 7 pm. A las 10 mando el primer ejercicio y a las 10:50 el segundo. Plazos cumplidos, aunque en la raya. Yo recomendando a mis alumnos que hagan las cosas con tiempo y planificadas, y el menda dejando todo para última hora. ¡Qué ejemplo, qué ejemplo! Bueno, esta próxima semana lo haré mejor. A lo largo de la tarde he chateado un rato con varias personas, entre ellas Chelo, Thais, Trini, etc. ¡Que bueno es estar comunicado! Pero hoy termino el día triste, mi primer momento triste desde que estoy aquí, y no por estar aquí (en Noruega soy feliz la verdad), sino por temas de allí. Sobre las 12 me voy a la cama. No te voy a explicar por qué, eso es privado. Hasta mañana.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

1/12/2012 Lørdag. En casa trabajando y lavando. Visita a Oslo. Café Opus para hablar con los niños.

Hoy es el primer día de Navidad, y hoy tampoco ha nevado. Me queda una semana, es capaz que no veo nevar bien.

Me decido a hacer la cuajada, pero cuando abro el tetrabrik de leche cortada, me encuentro con que está prácticamente hecho requesón. Lo separo del suero, y disfruto de un desayuno con mi té, una manzana y requesón con azúcar. Después lo que queda lo vuelvo a echar al suero, porque si no ¿Cómo voy a desayunar mis cornflakes con leche cortada? Jajajajajaja.

No me lo pudo creer. Se me instaló sola una actualización automática de un programa del teléfono, y me ha consumido 23 Mbbbbbbbbb ¡todo lo que tenía para hoy gratis y más! Hoy me tocará pagar a Vodafone unos 15 Mb más, es decir casi 20 €. Desgraciadossssssssss

Abro mi nevera y me encuentro la comida medio congelada, sobre todo los tomates y los plátanos, ya lo veía venir. Me dedico a lavar ropa a mano y limpiar un poco la habitación. Trabajo con el ordenador en la Evalcuación de Impacto que estoy haciendo, y se me hacen las 13 h. sin darme ni cuenta. Preparo unos espaguetis y les echo una salsa hecha con aceite, una salchicha troceada, salsa carbonara y preparado de chili para carne en polvo. Me quedan impresionantes, y cenaré lo mismo…

Salgo hacia Oslo. Cojo el coche y lo cambio de sitio. Hay – 5º y el día está nublado, no sé si nevará pero el tiempo está cambiando cada día a peor. En la parada se deja sacar una foto uno de los pájaros que normalmente veo por aquí, son como cuervos un poco más pequeños. Cojo mi guagua 631 y mi ferry.

En Oslo caen algunos copos, pero no termina de nevar. Veo un parquímetro y me fijo en los precios: de lunes a viernes 14 k (2€) por media hora, y hoy sábado 30 k (4,2€) por una hora. No me parecen tan altos. Veo que al lado del mercadillo de navidad (Juliemarked) han llenado una fuente de agua y ahora es una pista de hielo.  También veo un puesto con banderas españolas que venden churros…

Camino directo a la estación de tren. Nada más salir del mercadillo hay una pick-up de Monster regalando la nueva bebida energética Monster no se qué. Me la bebo y me sienta estupendamente, jajajaja, que feliz soy, jajajajaja. (será por el chute de cafeina, jajajaja jejejeje)

Hoy si hay gente en la calle, es el primer día de navidad, y parece navidad. Antes de entrar a la estación le saco una foto al impresionante tigre que está en la plaza. Tengo que hacer tiempo a que sea la hora de conectarme para ver a los niños, así que recorro la parte del centro comercial de la estación que no conocía. Innumerables tiendas y bares. Me encuentro con una tienda de arreglo de zapatos y copias de llaves, una tienda de deportes muy completa, la librería Tatun, tiendas de zapatos llenas de botas, y varias tiendas Narvessen, llenas de todo. Encuentro una revista que se titula Krig (guerra) en la que sale en la portada la fortaleza de la Isla que protege la entrada del fiordo de Oslo, esa isla que vi cuando fui a ese pueblecito pesquero encantador llamado Drøbak, sólo que en la imagen los aviones nazis bombardean la fortaleza. Se ve que aquí el tema de la Segunda Guerra Mundial es de mucho interés, porque veo muchos libros y revistas sobre el tema, o será que yo me fijo más porque me gusta el tema. Me meto en varias tiendas, y siempre los dependientes se me dirigen en noruego, con la cara de sueco que debo llevar, jejejeje

Se hace casi la hora para hablar con los niños y me voy a mi café Opus. La camarera me ve sentar y como sabe a lo que vengo no me dice nada. De hecho estaré dos horas sin consumir nada. Al final le daré las gracias, pero sin papelito, por si acaso, jejejejeje. En ese tiempo trabajo un montón, me descargo archivos y subo fotos, y lo más importante ¡veo a mis niñossssssss! ¡Que guapo está Juan sin sus dos paletas! ¡Y Miranda con su camisa azul! Que suerte tengo de hablar un momento con ellos. Por supuesto Juan me saludó y se fue a seguir viendo una película. Sólo Miranda se quedó un rato más. Gracias a Ani y a su hermano Carlos porque lo cuadraron todo para hacerlo posible. No me daba cuenta lo que echo de menos a los niños hasta que los vi. Y vamos si viera a Marina y Jaime… También hablo por el Skype con Jose Antonio, y me ayudan con el vuelo de regreso, sobre el 13 de diciembre. Que suerte tengo de tener estos amigos. Sin ellos no hubiera podido venir como lo he hecho.

Salgo del centro comercial, pagando por supuesto antes mis 10 k por un baño decente, y me dirijo a la tienda de informática para comprar una pila para el ratón, pero justo acaban de cerrar, son ya las 19:10. Camino de nuevo por la calle peatonal y de repente me paro. Una tienda muy especial me llama la atención, que pena que esté cerrada, pero tengo que venir. En la puerta hay un sello que pone “con el vibrador xxxx, orgasmo garantizado”. Ese es el tipo de tiendas que me gustan, jejejejeje. Que va, que va, mejor ni entro, que estando solo como estoy, no respondo de mí mismo mismamente, jajajajaja.

Sigo caminando y me vuelvo a parar en seco. ¡Hoy es sábado por la noche! Se suponía que hoy me daba el premio de ir al Bar Blȧ, que dan los conciertos en directo de Soul y Jazz. Me toco el bolsillo, tengo 70 k, con eso no pago una cerveza. ¡Bueno, pagaré una coca cola, o a lo mejor escapo y no tengo que pagar nada! Así que con mi tarifa de datos ya cobrando, buscó la ubicación del Bar, y mirando en dos mapas al mismo tiempo llego al cabo de 15 minutos de caminar. Me meto en unas calles oscuras, que no me gustan demasiado. Las paredes todas pintadas, la calle en cuestión sucia, y encima paso una y otra vez y no veo el dichoso bar, o el google maps está mal o yo soy el que estoy mal, o ambos. Y de repente se me enciende una bombilla ¿no será por ese callejón oscuro por el que no metería ni a mi exsuegra? Camino algo precavido, y efectivamente, al final del callejón, en un trozo de calle sin salida, ahí está el Bar, pero esta cerrado. Son las 19:45, debe ser muy temprano. Un taxi se para, y un señor muy elegante se para y mira a ver si está abierto también. Pues nada, por hoy no se puede hacer nada más. Así que regreso caminando hasta el Sentrum en busca de mi ferry, sin usar el móvil para nada, para no consumir datos y regalarle euros a Vodafone. Es increíble lo fácil que me oriento y como me he conocido el centro de Oslo.

Llego al muelle a las 8:40 pm y el ferry sale a las 9:15. Veo un aparato raro al lado de un banco que no me había fijado hasta hora, con luces azules. Es un Inflador para las ruedas de las bicis, y por más que busco por donde meter el dinero, parece que esta vez a ser verdad que hay algo gratis en esta ciudad. Mañana lo revisaré por si acaso…….. Me voy directamente al McDonald’s, y sin comprar nada me quedo en el piso superior, con vistas al muelle, mientras llega la hora. De todos modos hay una pequeña estación del ferry donde se puede esperar calentito, pero ya estaba llena de gente y sin sitio donde sentarme. Me subo al ferry y busco un sitio con enchufe, porque el portátil lo tengo casi frito. Además aquí con el frio las baterías duran menos. En eso me localiza Chelo para tratar de hablar. Tengo 20 minutos de trayecto en ferry y 10 en guagua hasta casa para hablar, y chateamos un poco por Whatsapp aunque ya me cuesta dinero, pero ella se lía con otra llamada y al final no puede ser. Tenía varias cosas que quería contarle. Cuando cojo el coche para recorrer los pocos metros que hay hasta casa el termómetro marca -8ºC. Se ve que el invierno va a llegar. A ver si lo veo.

En casa a las 10 pm me como mis espaguetis carbonara mientras intercambio correos y chateo con varias personas, como Jose Antonio y Thais entre otros. Reviso el curso que estoy tutorizando. Friego mis cacharros, y las 1 am subo este blog y directo al catre.

Mi intención mañana Sondag es ir temprano (léase sobre las 10/11) a hacer mi carrera a ver si hay sol, y de paso ir al Juliemarked de Tangen, enfrente del centro comercial de Nesodden donde está mi oficina de empleo NAV. No sé si estará abierto ese mercadillo, pero si no buscaré otro. Mañana quiero ir a un mercadillo de navidad de pueblo…..

Posted in Uncategorized | Leave a comment

30/11/2012. Oslo. Ministerio de Medio Ambiente. Café Opus. House of Oslo. Mi Carrera.

He colgado fotos en el post de ayer que faltaban.

Antes de las 8 am estoy en planta, antes de que suene el despertador. Durante la noche me he despertado 3 veces, y no sé por qué. Me pasó hace 2 días pero no le di importancia. Sigo sin dársela. Desayuno mi té y mis cereales con leche cortada, y ya acabo el tetrabrik. Vamos a ver como me sale la cuajada esta tarde.

Recojo rápido y me voy a Oslo como siempre en guagua y ferry, moviendo el coche 300 m. La temperatura es de – 4º, y por mucho que haga sol se nota el frio. Al llegar a Oslo saco una foto panorámica soleada. Me sorprende ver un carrito de bebés para 6 niños, y como dos barcos de pesca venden sus productos directamente en pleno centro.

Me dirijo al Ministerio de Medio Ambiente. Está muy cerca. Llamo por teléfono a un contacto que habla español, me trata estupendamente, y me da el dato de la jefa de personal del Ministerio. Con una recomendación le entrego el Curriculum vitae. Y no puedo hacer más sino esperar……

Me voy a la estación central y por el camino hago un par de llamadas importantes, como por ejemplo coger cita con el dentista en Tenerife. Al llegar a la estación central pregunto tanto en el Burger King como en el Opus Café por mi cable, pero nadie sabe nada. Así que me siento en el Opus Café y me pongo a trabajar aprovechando su estupenda wifi. Me puedo descargar el antivirus nuevo completo, que lo tenía obsoleto, y otras muchas cosas, la verdad es que trabajo estupendamente. Cuando me dicen que tengo que consumir me compro un chocolate caliente y una magdalena rellena de fresa que están tan buenos que todavía me dan más ganas de quedarme. Estoy sobre dos horas y media. Me peleo durante más de media hora para hacer funcionar el dni electrónico, pero no lo logro… ya lo veré en otro momento. Después voy al baño (pagando mis 10 k), porque antes de salir al frio hay que ir, si no te entran unas ganas que para qué contarte…… Veo una tienda de cambio de Forex, hasta ahora lo más barato, aunque la verdad no hace falta venirse con prácticamente nada de efectivo. Eso sí, una tarjeta rellenita de pasta es imprescindible, no como la mía que está más flaca……

A las 2 pm salgo y me voy a la tienda de electrónica en la que estuve ayer, Teknik magasinet, que es una franquicia en realidad. Compro los guantes con respuesta táctil (99,90 K, unos 14€) y el cable (69,90 k, unos 9,7 €). ¡Pero que contento estoy con la compra! Salgo con mis guantes puestos (sabes que cuando compro algo siempre salgo con lo que he comprado encima) y voy feliz de la vida usando el móvil con guantes. Me llego hasta el Gran Hotel, y me meto en la librería Tatun para echar de nuevo un vistazo. Saco una foto general para Marina y Jaime. Y por cierto, ya iré y sacaré fotos. Están montando un mercadillo de navidad en la plaza enfrente del hotel. Mañana día 1 lo inauguran. Te encantaría, está lleno de puestos con infinidad de cosas, ya algunos están abiertos y se puede comprar.

Llego al ferry, y faltan 30 min para que salga, así que decido dar otra vuelta. Encuentro un nuevo centro comercial “House of Oslo”, y dentro veo una ferretería. ¡Por fin! Es la primera que veo en el viaje. Me encantan las ferreterías. Están tan llenas de cosas útiles para la casa. Si por mí fuera ponía el apartamento que no veas. Me llama la atención la cantidad de termos distintos, y también unas suelas con agarres (grips) para el hielo, para ponérselas a cualquier zapato. De hecho ya caminando se ven los charcos congelados, y resbalan un montón. Les saco fotos a ambas para que las veas.

A las 3:10 sale el ferry de Oslo, y a las 3:50 estoy ya en Sunnas. Me subo al coche y hay – 4º. Voy a beber agua de mi botella y claro, está congelada, jajajaja….. Llego a casa con hambre, así que cojo una papa con judías que quedaba de ayer, le pongo tres salchichas de perro cortadas y un poco de salsa de carbonara, y al microondas. Está fabuloso. Como como un rey jajajajaja. Me toca ir a correr. Me cambio, cojo la basura y salgo del edificio. No sé ni donde se tira, porque en 10 días sólo he generado esa bolsa, no se pude decir que sea derrochador. Encuentro el contenedor en el bajo del edifico. Hago mi carrera de 10 km ida y vuelta al muelle. Los guantes nuevos van perfectos, porque el miércoles casi se me congelan las manos, y además puedo controlar el móvil ¡qué más se puede pedir! Mi musiquita, mis lecciones de inglés, y de nuevo a casa en 76 minutos, dos minutos más que el miércoles. Pensando que hay 2 grados menos, creo que está compensado, jejejeje. Y mientras corro me doy cuenta que lo que hasta ayer eran chorritos de agua que caían por las rocas, ahora están congelados, algunos formando estalactitas. Este frio es totalmente diferente al de Tenerife. En a Laguna con -4º estaría muerto, y aquí estoy cómodo. Eso sí, es la primera vez que corro con ropa interior bajo el chándal, tampoco hay que jugársela… En casa mis ejercicios y después esa larga ducha de agua hirviendo en la ducha común. Qué lujo. Me meriendo el bocadillo que me llevé a Oslo pero que no me lo comí allí y un vaso de zumo. Salgo al supermercado, tengo que comprar algo de fruta. Me gasto 20 k (2,8 €) en plátanos (colombianos) y manzanas. Curioseo la sección de especias, y tienen un chili en polvo…… ya caerá, ya.

Vuelvo al apartamento. Para combatir un poco el frio cojo un poco de leche de coco, le añado leche y azúcar y lo caliento al microondas. Funciona, me templa muy bien. Por cierto, con sólo unos cuantos elementos tengo resuelto el tema de la comida, no me hace falta ni una gran cocina ni muchos trastos. Le saco una foto para que lo veas.

Trabajo con el ordenador un rato y a la cama.  Pongo el móvil en modo avión porque he consumido casi los 20 Mb que tengo diarios, y a Vodafone no le voy a regalar ni un céntimo. Y con el consumo de internet del portatil también tengo que tener cuidado. He desconectado todas las actualizaciones automáticas de los programas, porque se me comen el saldo.

2012-11-30 grips para zapatos2012-11-30 atardecer en Oslo a las 15 h2012-11-30 libreria tatun2012-11-30 house of Oslo2012-11-30 las pocas cosas que uso2012-11-30 libreria tatun (2)2012-11-30 mi chocolate y magdalena2012-11-30 termos2012-11-30 tienda forex2012-11-30 teknik magasinet2012-11-30 vendiendo pescado en el centro de Oslo2012-11-30 Oslo soleado

Mañana es 1 de diciembre, y aquí comienza oficialmente la Navidad, hay mercadillos por todos lados y se iluminan las calles, así que no puedo decir sino ¡¡¡GOD JUL!!!

Posted in Uncategorized | Leave a comment

29/11/2012. Torsdag. Hoy hace sol, pero más frio. Visita a Oslo. Estación Central con Wifi.

Me despierto casi a las 9 am, y hace más frio de lo habitual. Después sabré que estamos a -2º. Sin embargo hace un sol espléndido, y hay una transparencia en el aire espectacular. Se ve la otra orilla del fiordo totalmente nítida.

Desayuno como siempre mi té y mis cereales con leche cortada. Chelo me sugiere que haga cuajada, y lo haré con el próximo bote de leche cortada que abriré pronto. Me pongo a trabajar. Por fin la Caja en Casa ha generado el recibo definitivo (han tardado 3 días) y se lo envío a Vodafone. En eso cojo el móvil y compruebo que me han cortado la línea. Como a la hora me devuelven el mensaje diciendo que el servicio está restablecido, pero mi móvil no va. Hablo con Thais y hace unas gestiones por su cuenta que me resuelven el tema. Gracias. Es imposible moverse aquí si no se tienen contactos en las dos orillas, porque yo necesito ayuda tanto en Tenerife como en Noruega. De hecho tengo un poder hecho ante notario para que me puedan resolver gestiones. Algo tan sencillo como recoger una carta certificada es imposible sin eso, y mi madre ha podido recogerla.

La clavada de Vodafone fue enorme, pero la respuesta que ha tenido en Facebook ha sido muy positiva. Espero que sirva para que pocos vuelvan a caer en esto. Siento que he tirado una piedrecilla en un estanque enorme, pero que la pequeña ola que he provocado tendrá sus efectivos positivos. Gracias a todos por el apoyo y la ayuda. y en cuanto llegue a Tenerife me voy a Consumo y me doy de baja de la compañía. Llevo ya 3 días, tal y como prometí, que no me paso de la cuota de roaming, no les voy a regalar ni un euro más.

Me meto en la página web de NAV y veo una oferta de empleo interesante. Aunque todavía no estoy dado de alta como demandante de empleo porque no ha llegado el ID number, si puedo navegar por la página y buscar ofertas. Hay una en concreto que creo que tengo el perfil, salvo porque no hablo noruego. No importa, llamo por teléfono y después envío el C.V. por email. También mando más C.V. a otras instituciones que les tengo puesto el ojo.

Compruebo que me han pasado a mi cuenta los cargos que he hecho con mi tarjeta MasterCard, y me alegra comprobar que el cambio de 7,14 nok/€ que había calculado es el que han aplicado. Sin contabilizar la estafa de Vodafone, me voy a gastar en este viaje unos 1400 € en menos de un mes. Vuelvo a decir lo mismo, a pesar de que uno ahorre, venir aquí es muy caro, y no se puede venir muy ajustado.

Se han hecho las 13:30 y sigue brillando el sol. Mi nevera está a la sombra afortunadamente. Por cierto, no te he comentado que mi nevera tiene tres compartimentos, es decir tres bolsas: una para lácteos, otra para fruta y verdura, y la tercera para comida envasada. Todo muy ordenadito. Preparo la comida: 2 papas guisadas, con medio bote de judías blancas y mantequilla. Me hago mi sándwich y salgo de casa. Cojo el coche para moverlo un poco y lo dejo en el aparcamiento del supermercado, enfrente de la parada. El termómetro marca – 2º.

Desde el ferry saco una foto panorámica con el móvil de toda la orilla de Oslo. Hace frio y se me hielan las manos. Entro dentro y pongo a cargar el móvil, pero un mensaje que dice que la batería está muy fría o muy caliente y que no permite cargarse ¡Es la primera vez en mi vida que veo este mensaje! Espero un poco, reinicio el móvil y ya lo puedo cargar. En el ferry siempre me siento cerca de algún enchufe y aprovecho. Cuando llego a Oslo hay un atardecer a las 3:30 pm precioso. Saco un par de fotos. Me dirijo a la calle peatonal Karl Johans gate, que me lleva directo a la estación de tren. Me meto antes de llegar en un pequeño centro comercial, Arkaden Shopping Center y entro algo en calor. Veo una tienda de disfraces de vampiros y ropa negra que le encantaría a Marina. También muchas tiendas venden todo tipo de decoración de Navidad, y es que faltan sólo dos días para que empiece aquí. También me meto en una tienda de electrónica, donde encuentro algo que estaba buscando: unos guantes de lana con las puntas sensibles para las pantallas táctiles. Desde antes de venirme a Noruega ya había pensado en ello, y sabía que había, pero no los había visto, porque ¿Quién es el guapo que se quita el guante a -20 grados para usar el móvil? Se venden unas pegatinas que se ponerle en las puntas de los dedos de cualquier guante, o guantes ya preparados. Yo necesito unos guantes de lana para correr, y estos irán geniales. No los compro todavía porque quiero tener efectivo de momento. También en esta tienda veo un sistema de molde de látex para hacerte una copia exacta de tu propio pene, de tu mejor amigo como dice en la caja, pero no, tampoco lo compro, jajajajaja. Y unas cubetas lanzadoras de nieve, y otro montón de tonterías que no había visto en Tenerife, como una base-calentador de taza por USB, para tener tu café siempre calentito al lado de tu portátil, jejejeje. Después llego al centro comercial anexo a la estación de tren, y dentro voy a la tienda de bebidas alcohólicas. Nada más entrar veo los vinos españoles, pero ninguno de Canarias. Llego al Hall de la Estación Central, y doy todos los pasos como si quisiera coger un tren. Miro los paneles y encuentro uno a Tromheid,  después me dirijo a las máquinas expendedoras de tickets y hago que compro el billete (claro, cancelo al final, cuando hay que pagar), busco el andén correspondiente y veo a gente esperando al tren. Por cierto, tenía una entrevista en Tromheid, pero con la excusa de que con quien iba a hablar se puso malo esta semana, la voy a cancelar y pasarla a febrero. Y es que el tren cuesta ida y vuelta 998 k (casi 140 €) y tarda 6 horas en cada trayecto. Tendría que buscarme alojamiento allí una noche, y ya son demasiados gastos, Vodafone se lo comió. No pasa nada, me adapto. Y por cierto, paso por los cuartos de baño, y tienen barrera, hay que pagar 10 k para pasar. Bueno, después me fijaré, y hay momentos en que el guarda se va y deja la barrera abierta, y entonces muchos aprovechan para entrar, y así hice yo también. La meadilla me salió gratis, jajajaja.

Voy en busca de un bar donde podría conectarme a la wifi el sábado para hablar con los niños, pero veo en su web que cierra a las 6 pm, las 5 pm en Canarias, no me  vale. Así que me dirijo al Oslo City, un centro comercial que me había fijado en él el domingo, cuando fui al museo de Munch, pero que estaba cerrado al ser festivo. Que puedo decir, impresionante, un montón de plantas llenas de tiendas y de bares, no te da un día para verlo todo bien. Veo gente vagabundeando. Hay mucha gente sin recursos aquí, pidiendo. La pobreza se nota. Y con este buen tiempo que ha habido hasta ahora están en la calle, pero supongo que a – 20 estarán dentro de los centros comerciales o en la estación central. También me llama la atención la multiculturalidad que hay. Y ¿sabes como estar seguro de que un bar es barato? Sí, si está lleno de extranjeros no muy bien vestidos. Bueno, en el Burger King de Oslo City me dicen que tienen internet, pero que el sábado están hasta las 8 pm. El local es pequeño y ruidoso, no me gusta.

Me dirijo de nuevo a la estación central y me voy comiendo el bocadillo, y llego al Burger King. La wifi es gratuita, pero así todo me pido unas papas y un refresco pequeño, me da corte sentarme sin pedir nada. Y sí, no cabe duda que son una excelente franquicia, porque las papas están igual de pajosas que las de los Burger de Tenerife, jejejejeje. Veo mucha gente con portátiles, tabletas y móviles, y los puestos con enchufe todos ocupados. No importa porque tengo batería para 5 horas, pero tanta gente me hace sospechar que la conexión no debe ir muy rápido. Me conecto con cámara por Skype y efectivamente, mala imagen, sonido que medio se corta, no sirve. En el centro e información de Oslo City me habían hablado de un bar (Café Opus) en la estación central que tenía wifi. Me voy a ese bar, y sólo hay una persona con portátil. Me pido un capuchino (36 k, 5€), bar muy pijo y bien situado, y como no estaba seguro de que fuera a funcionar la tarjeta (estoy casi sin dinero), se lo digo al que parece el dueño antes de pagar. Pero la tarjeta pasa sin problemas, y le digo que menos mal que funcionó. Y su respuesta fue ¿es que todavía los bancos españoles tienen dinero? Me reí un montón, aunque después me quedé pensando sobre la imagen que tienen de España. Busco la wifi y ¡genial! Hablo con tres personas por el Skype, navego por internet y uso la wifi en el móvil. La cámara va genial. ¡Ya tengo sitio para el sábado poder hablar con los niños! Aunque cierre a las 6 pm, me confirman que me podré quedar algo más. Cuando me voy, hora y media después, me dejo olvidado el cable para pasar las fotos del móvil al portátil. Por eso hoy no hay las fotos que debería haber. Se me debe haber caído en el trayecto entre el Burger King y el Café Opus, porque no lo encuentro. Mañana buscaré una solución. Afortunadamente traje cargador de repuesto, por lo que no me quedo sin móvil.

Me voy caminando otra vez toda la calle peatonal Karl Johans gate (que es como la Calle del Castillo en Tenerife) pero ya casi todo está cerrado. Son las 8:30 pm. Llego al muelle y el próximo ferry llega a las 9:15, por lo que doy una vuelta por la zona marítima como el otro día, y se me pasa el tiempo volando. El Ferry que viene es más pequeño que el normal, pero más rápido, y en 15 minutos ya hemos llegado a Nesodden. La guagua en 5 minutos me deja en Sunnas, cojo el coche durante 500 m y ya estoy en casa. Estamos a – 4 º, pero está tan seco que voy sin gorro. La verdad es que sabiendo los horarios del servicio público éste funciona genial. Aparco en un sitio diferente que ayer, por seguridad. Y con el transporte de hoy ya he hecho los viajes que amortizan el gasto que hice en su día comprando la tarjeta mensual (que me costó 140 €), aunque también te digo que hoy solo tuve que pasarla en la guagua al ir a Oslo, en la vuelta nadie me pidió nada. En cada trayecto veo gente comprando tickets, o sea que alguna revisión habrá de vez en cuando, pero yo no he visto ninguna.

2012-11-29 16.08.21entrada al cuarto de baño 10 k2012-11-29 andén2012-11-29 cielo a las 14.302012-11-29 estación de tren desde Café Opus2012-11-29 pobreza2012-11-29 precios billete ida a Trondheid2012-11-29 mi nevera con sol2012-11-29 roncatto carbonlight las grandes a 181€2012-11-29 vino español2012-11-29 para clonar en latex a tu mejor amigo jejeje

Ya son las 10:15 pm. Escribo este blog, reviso la planificación para mañana y listo. Me doy cuenta de que mañana es viernes, y que ya sólo me queda la semana que viene para sembrar. Los días  pasan volando.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

28/11/2012. Onsdag. Visita a Drøbak. Carrera. Trabajo en casa.

Si leíste ayer por la noche el post del día de ayer, vuelve a leerlo, porque hice cambios a primera hora de esta mañana.

Ya es segura mi sospecha, está amaneciendo más tarde. En sólo una semana lo he notado. Increíble. Además, el día no parece llegar, se queda como amaneciendo hasta las 10 am, y a partir de ahí hay más claridad hasta las 3 pm, en que empieza a anochecer, llegando la noche antes de las 4 pm.

Desayuno como todos los días mi té, mis cereales con leche cortada y mi fruta, hoy tocó plátano pasado. He recibido un correo de un asturiano que estudió aquí y que me da un contacto en el pueblo de Drøbak, que está unos 30 km al sur de aquí. Es aquel mismo pueblo que me recomendaron visitar cuando pregunté en Ski que qué había que ver en Ski, y me dijeron que nada, pero que Drøbak era interesante. Curioso como a veces se cruzan las cosas.

Así que en busca del contacto cojo mi coche prestado, que por cierto tengo que ponerme los guantes para conducir hasta que se templó el volante, y después de media hora casi en punto muerto todo el rato llego a un pueblo pesquero costero precioso. Durante el camino saco una foto del amanecer en un campo que se ha mantenido nevado (bueno, son las 9:45 am, pero parece que está amaneciendo, porque el sol está bajísimo, y encima ya no está en el Este, sino por el Sureste, lo comprobé con la brújula, no dejo de asombrarme). Me he dado cuenta que el problema real es que el sol no sube hacia arriba, sino que durante el día describe una elipse y se queda bastante cerca del horizonte. Del paisaje que voy disfrutando me sorprende la cantidad de casas que tienen al lado un barco. Y sí, no es un barquito, o un yate pequeño, muchos son verdaderos yates de más de 10 m. de eslora. Entro en Drøbak y aparco (pago 30 k y pongo mi ticket religiosamente). Veo un coche eléctrico cargándose, y no sé si alegrarme o no. Para mi no solucionan nada, son el mismo perro con distinto collar. Ya lo sabes por mi libro, y si no te has leído esa parte, ya estás tardando, jajajajaja

El pueblo es una monada, parece de cuento. Todas las casitas de madera, ya con motivos de navidad, muchas con luces, con los jardines y setos muy cuidados, muy bonito. También tiene todos los servicios actuales, incluida su oficina de correos. Veo a una chica y le pregunto donde está el centro de investigación de biología. Dice que no sabe, pero que su jefe seguramente sí, que está en el centro de información del muelle. Así que me fijo por donde va y cuando recojo mis cosas del coche sigo el mismo camino. Paso entre casas preciosas de madera, y llego al muelle. Es mixto deportivo y de pesca, y está muy completo. En el centro de información efectivamente está ella y su jefe y me atienden muy bien, señalándome dos edificios en un mapa separados por unos 500 m. Veo que en el fiordo hay una isla con construcciones antiguas, y según veo en el mapa se trata de una isla fortaleza con castillo y cuartel que servía para proteger la entrada al fiordo de Oslo. Entonces es que me doy cuenta que este fiordo tan estrecho es también el de Oslo, sólo que estoy más cerca del mar.

Me dirijo al primer edificio caminando. Paso por una iglesia con su cementerio que me deja impresionado. Increíble, y las lápidas muy originales, hasta con forma de corazón. No me puedo resistir y saco un par de fotos. Te gustaría un montón. El aire que se respira, los pájaros, vamos, que está para morirse ahí mismo, jajajajaja, pero no va a ser que no, todavía, espero faltan muccchhhooooossss años…. Justo detrás del cementerio hay un banco precioso que da al fiordo, y como tengo hambre me como el bocadillo ahí. Un momento increíble. Me dirijo al edificio, una casa de 1894 de dos plantas. En la puerta un cartel que pone alarma conectada y un teléfono, nada más. Sigo caminando buscando el otro edificio, y vuelvo a pasar por el muelle. Le saco una foto a un grupo de sirenas de metal que parecen hablar descansando en las rocas.

Por más que busco el segundo edificio no lo encuentro. Llego a un extremo y pregunto a unos chóferes de guagua y me dicen que por donde he venido unos 500 m. Camino más que esa distancia y vuelvo a preguntar y me dicen que por donde he venido como a 500 m., jajajajaja, estoy perdido. Pero mira, en esa búsqueda he encontrado un hotel de ensueño, una galería de arte en la que están dando clases de pintura, un banco y una farmacia, una tienda de regalos de navidad, una tienda de electrónica, un cine. Vamos, que para ser un pueblo pequeño tiene de todo. Se está acercando la hora en la que se me acaba el ticket de aparcamiento, y decido no jugármela, vuelvo caminando hasta el coche…. Y con él vuelvo a buscar el edificio. Aparco al lado del muelle (en una zona gratuita, menos mal) y el edificio lo encuentro justo al lado. He pasado tres veces por delante, pero es que no tiene cartel, solo medio folio en la puerta. Y está cerrado. Toco y nadie me abre. Saco unas fotos por las ventanas para poder ver lo que hay dentro, porque son altas y no llego a ver. Y sí, es el centro de investigación. Un número de teléfono en la puerta y nada más. Llamo al número por mi teléfono noruego, y no me lo coge nadie. Como no tengo que hacer, me dedico a sacar un par de fotos del muelle y del edificio, cojo algo de frio…. Increíble el fiordo. Las montañas nevadas de enfrente me indican que cada vez hace más frio, que no me deje de abrigar. Tengo que tener cuidado, que aquí los médicos se pagan…Dentro del coche pongo la calefacción un momento, abro el portátil y me pongo a trabajar en esa labor de búsqueda. Me da un escalofrío mientras me templo. Una de las ventajas que tiene que haga tanto frio y que no te había comentado es que puedes dejar una botella de agua en el coche a la vista, que no se estropea, y siempre esta fresquita, jejejeje.

En eso me suena el teléfono. Es el investigador que estaba buscando. Hablo con él un rato y me da una dirección de email donde enviar el Curriculum. Parece que lo he conseguido. Y buscando en internet encuentro que me ha saltado otra alarma de otro puesto, así que en el aparcamiento de Drøbak hago éstas y otras gestiones, con un paisaje único enfrente.

Son las 13:30  y vuelvo al edificio a ver si hay alguien con quien hablar, pero sigue cerrado, así que regreso a casa. Aparco en un sitio diferente. Envío un email a Miranda y Juan con varias fotitos. Le doy las gracias a Thais porque me buscó por internet locales con wifi en Oslo (necesito uno para conectarme por Skype con los niños el sábado por la tarde). Me preparo la comida, hoy toca sopa de sobre de “Creamy Chicken” que preparo con leche, y de segundo media lata de judías Heinz (las de la lata verde, tú sabes cuales son) con una rebanada de pan. Chateo un poco con Miguel Daniel. Después de trabajar un rato me voy a correr. Salgo a las 3:20 pm anocheciendo. Oye no hay forma de salir de día. Y hace un poco más de frio, lo poco que hay de nieve se ha mantenido. Me llego hasta el muelle y regreso, unos diez kilómetros, en 3 minutos menos que antes de ayer. Por cierto, supongo que sabes que mientras corro voy escuchando una mezcla entre lecciones de inglés y canciones animadas. La verdad es que he aprendido y repasado mucho inglés corriendo. Hago mis ejercicios y después mi ducha en la ducha comunitaria y unas galletas de canela de premio, jejeje, parezco un perro, guau guau….

Ya son las 6 pm y me pongo a escribir esto y organizar las fotos. Escucho la radio. Mientras que en Tenerife siempre que salen anuncios en la radio o en la tele cambio inmediatamente de cadena, aquí escucho los anuncios en la radio una y otra y otra y otra vez, tratando de entender algo de lo que dicen. Bueno, como ya me sé los números y los días de la semana, ya entiendo cuándo va a ser algo, y a veces incluso cuánto cuesta, pero lo que no tengo ni idea es qué es realmente lo que están anunciando, Jajajajajaja

Con respecto a venir a buscar trabajo aquí he aprendido algunas cosas. El Curriculum sólo te hace falta impreso si llegas a una entrevista. Yo me traje 20 y sólo he entregado 2 en una semana. Todo se hace por internet, pero por otro lado es imprescindible estar aquí, tener en tu CV la dirección y el teléfono de aquí, porque valoran mucho que ya vivas aquí. Yo no digo que me venido de viaje, sino que vivo aquí. Por internet me he movido mucho, con buenos resultados hasta ahora. El problema es que sin el ID number me pierdo la oportunidad de moverme en los canales de empleo oficiales, que realmente son los que me interesan a mí. Y como te he dicho desde un principio, este mes no he venido a trabajar, sino a sembrar. A ver si es verdad y cosecho lo que quiero, jajajaja.

Trabajaré un rato con el ordenador, y después voy a tratar de ponerme con otra lección de noruego. Vamos a ver que ceno. Y toca pasta, espaguetis con salsa boloñesa. Buenísimos….

Posted in Uncategorized | Leave a comment

27/11/2012. Martes. Trabajo desde casa. Vodafone me sigue estafando. Paseo al supermercado. Me cuesta dormir, a aprender noruego.

La mañana es igual que ayer, oscura y nevando suavemente, me voy acostumbrando. Desayuno mi té, con mi galletas de canela, uhhmmm, mis cereales con leche cortada (sigue buena después de una semana, a ver cuanto dura, jejeje) y un plátano de mi nevera particular. Está tan frío que lo tengo que dejar un rato para que se temple.

Lo primero que hago es llamar a mi proveedor de internet SYNC y preguntarle porque en con el Outlook de mi portátil y la conexión a internet noruega si puedo recibir mensajes pero no me salen los correos. Rápidamente me responde que tengo que cambiar el puerto de salida del 25 que está por defecto y poner 26. Lo hago y efectivamente funciona perfecto.

Toda la mañana la paso sembrando, esto es, buscando información y direcciones y enviando C.V. tanto aquí en Noruega como en Canarias que me puedan ayudar aquí. Contacto de nuevo con dos universidades con la que ya tenía contacto desde Tenerife, muy interesantes. También busco en centros de investigación marina y otros centros de investigación en medio ambiente a ver si hay gente con nombres españoles. Los que consigo les envío un e-mail explicando mi búsqueda, a ver si cosecho algo, jejeje. Algunos me responden bastante rápido y con amabilidad, dándome instrucciones de donde enviar el Curriculum o con quien hablar. Adjunto foto de uno de una universidad (he tachado algunos datos por respetar su privacidad, perdona). Me dice, y con razón, que hay que seguir los canales regulares, y es verdad, necesito tener el ID number para poder meter mi CV en la base de datos de la oficina de empleo NAV y poder optar a un puesto. Aquí son muy cuadriculados. Chateo un poco y hago dos llamadas. También me meto en un curso on-line que tengo que tutorizar durante 5 semanas y empezó ayer. Aprovecho y lavo ropa sucia en el lavabo, la escurro bien y la pongo a secar en la línea de tender que he instalado en la ventana, justo encima de la estufa. En unas horas estará seca.

El correo de esta mañana de Vodafone diciéndome que el resguardo que les envío del ingreso no les vale me deja frio. Increíble. Ayer hice un pago urgente porque me obligan, por si no me han dicho que me cortan internet en 24 horas, y ahora el resguardo que me da la banca electrónica no les vale. Están fatal. Bueno, ya vistes mi correo de respuesta. Pues a las 13:30 me mandan otro correo de respuesta al mío diciendo que no han recibido todavía el resguardo correcto, Jajajajajaja, están peor de lo que pensaba. Esta ha sido la segunda novatada que he pagado en este viaje, pero me ha salido demasiado cara. (La primera fue aquella multa en el aparcamiento por no poner el ticket a la vista). Veremos cual es la tercera. Gracias a todos por el apoyo en Facebook, me encantó. Me tomé un vaso de coca cola a tu salud (no más porque me tiene que durar, y más ahora, con 472,72 euros menos, jejejeje).

Con esta clavada de Mierdafone me he quedado casi sin dinero para estar aquí, por lo menos hasta que cobre el paro el 10 de diciembre. Pero realmente no me hace falta, tengo todo lo que necesito: alquiler pagado, comida suficiente, tarjeta de transporte, internet, el tanque del coche lleno. Tengo que conservar algo de dinero por si finalmente tengo que ir a Tromheid a una entrevista. Mientras todo sea cercano no necesito gastar sino en algún museo o en una cerveza si finalmente voy al Bar Blȧ el fin de semana. Veremos.

Se hacen las 4 pm y no me he pasado la cuota de roaming del móvil, porque ya no lo uso para navegar. Con mi tarjeta noruega estoy muy contento, y aunque es más caro que en España, no es el robo de Vodafone. Me aseguro de no consumir saldo simplemente quitando el pincho del portátil cuando no lo estoy usando.  Ehhh, y ya tengo teléfono móvil noruego, apunta (0047) 90818807 (ni,null,ȧtte,én,ȧtte,ȧtte,null,sju). Mejor no me llames a ninguno, porque los dos son carísimos…..

Increíble, ya se hizo de noche otra vez, y ni siquiera he comido. Así que corto dos papas y una cebolla, meto un tomate y todo al caldero. Mi cocina comunitaria funciona perfecta. Preparo una salsa con lo que me queda de salsa Thai con curry, le echo mantequilla, aceite de oliva y algo de preparado en polvo de chile con carne. Lo revuelvo todo y ¡Espectacular!….. ¿Quieres un poco? Y de postre un triángulo de Toblerone.

Salgo a coger algo el aire sobre las 6:30 pm, a pasear sin rumbo (si ya sé que es de noche y sólo hay 1ª C, pero apetece). Estás nevando muy suave, y no hace viento. Esta muy agradable. Llego al supermercado Rema 1000. Echo un vistazo, tratando de aprenderme algunos nombres, y cojo un par de folletos. Regreso a casa caminando despacio, disfrutando de la noche. Le saco una foto a un cartel para traducirlo, me gusta hacer esto. ¿Me ayudas?

Sobre las 8 pm entro al apartamento un olor a comida rica me envuelve, ehh, pero si la cociné yo. Todavía no tengo hambre, pero ya caerá. A las 8:30 pm me estoy cayendo por las esquinas, y aunque es temprano me acuesto. No llego a dormirme. A las 9:30 pm me llaman mis hijos Miranda y Juan gracias a Ani, y disfruto un montón. La verdad es que echó a todo el mundo de menos, pero sólo cuando hablo con alguien me doy cuenta de verdad. Quedamos para el sábado por la tarde para hacer una sesión de Skype, así que tendré que buscar un sitio donde hacerla, porque con la conexión que tengo me quedaría sin saldo enseguida.

Después de la llamada sigo en la cama un rato, y se puede decir que duermo hasta las 10:30 pm. Me despierto sólo, descansado. No puede ser. Me doy cuenta que no he cenado, así que me termino lo que me queda de las papas con salsa y un vaso de leche. Como no tengo sueño me pongo a estudiar noruego. Hago una lección completa. A las 12:15 me meto de nuevo en la cama, y esta vez si caigo. ¿Tendrá que ver este cambio en el sueño a la falta de luz, o es un hecho aislado? Estaré pendiente.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

26/11/2012. Lunes. Trabajo en casa. Escapada a Ski. Vodafone me estafa. Salgo a correr.

Hoy parece que no amanece tampoco. Son las 8 am y hay sólo una ligera claridad. Durante todo el día estará nevando, pero tan suavemente que no dejará señal al final del día. La temperatura se mantendrá entre 1 y 2 º todo el día. Se nota que el tiempo está cambiando, pero es poco a poco. Desayuno mis cereales con leche cortada, mi té y media manzana que dejé anoche.

Me pongo a trabajar. A la media hora ya he superado mi límite diario de roaming, y me empiezan a cobrar a precio de diamantes…. Realizo varias llamadas a Tenerife, casi todas de trabajo, y envío más de 10 correos con mi Curriculum. Entre una cosa y la otra se han hecho las 13:30 pm, y sigue nevando. Me gastado también mi saldo gratis de llamadas, a ver cuanto me sablean por esto. Creo que he hecho gestiones importantes allí que me sirven aquí. El futuro lo dirá. Como un bol de esa ensaladilla de papa tan rica. Estaba tan concentrado trabajando que cuando me levanté fue como que me di cuenta de repente que estaba en Noruega, y no en mi mesa de casa.

No sé por qué me siento tan cómodo aquí. Será porque siempre he sido medio búho, y me gusta la noche para trabajar…. será porque me tomo una pastilla de Farmaton complex al día y me tiene happy…. será porque estoy solo y me puedo concentrar bien….. será porque me he organizado la vida bastante bien… es que ni siquiera paso frio….. Estar tan bien me tiene un poco preocupado…..

Me voy a Nesodden, al centro comercial a tratar de arreglar lo de internet. Pero la tienda está cerrada, son casi las 15 h, por lo que de nuevo me decido irme de nuevo, y espero que por última vez, a Ski, a media hora de coche. Pero antes me ha llamado Vodafone que mi consumo ha llegado a 472,27 €, y que si no lo abono ya, me cortarán internet en 24 horas, y eso a pesar de que la factura no la pasan hasta el 15 de diciembre. Me cojo un cabreo con estos ladrones que no tienes ni idea. Me vuelven a llamar al rato para contarme lo mismo, y los pongo a parir por el servicio. No me pueden ofrecer mejores condiciones de roaming que las que tengo, y pago casi 100 € al día. Inaceptable. Me comprometo a hacer el pago por la noche. Tengo que encontrar una solución temporal ya.

Llego a Ski sin usar el GPS, y me dirijo a mi amigo Nedim, de Telekiosken. No puedo dar de alta el saldo con mi móvil porque mi magnifico Samsung Galaxy II porque está bloqueado solo para  Vodafone, y no reconoce la tarjeta. (otra vez dando Vodafone por ….). La opción más barata que tengo es comprar el móvil más barato de tarjeta que haya aquí, y me compro un Samsung GT-E1080i (vamos, no tiene wifi ni internet) que me cuesta 199 k (27 €).Al menos es libre tanto para Noruega como para España, y me sirve para recargar el saldo de mi tarjeta. Me da también una tarjeta con número de teléfono, que a la espera de un detalle, creo que va a ser mi nº de teléfono noruego. Cuando lo tenga confirmado te digo el número. Me gasto 1000 k (140 €) en dos tarjetas de 500 k de internet, y con eso y la de 200 k (28€) que compre ayer espero tener internet para lo que queda de viaje. Eso, si en el Skype no puedo hacer llamadas, me chupa el saldo, pero los mensajes van bien. Es una pasta en internet, lo sé, pero es mi única forma de trabajar desde aquí y conseguir trabajo. Además, no puedo hacer un contrato normal (que son mucho más baratos) hasta que tenga el ID number, ese que pedí en la oficina de empleo NAV pero que puede tardar hasta 8 semanas.

Me entero que una muy buena amiga se la dado un bajón, pero que ya se está recuperando. Me como un perrito en su honor y le mando la foto. También me entero que mi prima Rosario va mejor de su caída, y me alegra un montón. Por cierto, en la tienda de los perritos no está ¿Kristin?, la dependienta que tan bien me atendió el otro día, así que le dejo una nota de agradecimiento por escrito. El resto de dependientas tienen una sonrisita sospechosa. ¿será de mala educación dar las gracias por escrito, o pensarán que soy un obseso sexual…? Uff, cuando uno no conoce las costumbres del lugar, uno puede meter la pata fácil. Es la encargada de la tienda quién recoge la nota pero muy seria, como si fuera algo oficial. Mira a ver si van a llamar a la policía y me detienen por acosador… estaría bueno…con lo que me ayudó esta chica…. Si me detienen ya saben por lo que fue, jejejejeje

Con respecto a costumbres de aquí que no quiero acostumbrarme, hay algunas que para ti y para mí nos parecen faltas de educación. Por ejemplo, vas con tu coche y cedes el paso a otro con amabilidad, no esperes que el otro te de las gracias, pasa totalmente de ti. Lo mismo si cedes el paso a un peatón, aunque tengas que quedar tu mal colocado, el peatón cruza y ni siquiera te mira. Y ya fuera del coche, si estás en un sitio y tienes que pasar y no puedes porque hay dos personas hablando, jamás esperes que se quiten, aunque estén justo en la zona de paso. Y si de dices algo para pasar te miran con mala cara. Por eso comprendo ahora la otra costumbre, que es empujar. Si eres tú el que estás posicionado en un sitio de paso, no esperes que nadie te diga “perdone, me deja Usted pasar”, lo que hacen es pasar empujando, con educación, pero empujando. Crees que ha sido un maleducado la primera vez, después te das cuenta que todo el mundo lo hace.

Y ahora varias curiosidades sobre la conducción. La información sobre las salidas de las rotondas están en un panel enorme como a 50 m de la rotonda (antes de ayer puse una foto de uno), pero cuando llegas a la rotonda no hay ni una señal en las salidas. Si no miraste el cartel te jorobaste, no sabes cual es la salida. Otra es que hay varias señales de precaución triangulares con la imagen de un reno, como las que hay subiendo a las cañadas del Teide. Lo que pasa es que aquí es verdad, y como te lleves uno por delante menudo estampido te pegas. Son muy peligrosos. Otra es que todas las señales están altas, a casi dos metros, y eso es para que se vean con la nieve. Otra es que toda la carretera está llena de palos rojos a ambos lados, que sirven para guiar a los quitanieves.

Salgo del centro comercial de Ski (espero que por última vez) con mi problema de internet solucionado. Me encuentro con el cajero que acepta y da moneda extranjera, y adjunto foto. A las afueras de Ski hay un centro comercial que ya me había llamado la atención, y aparco para curiosear. Hay tres grandes tiendas. Una es Europris, un supermercado barato, donde me llaman la atención lo barato que tienen los frontales y las velas, y  donde compro una esponja, un paquete de 5 trapos de cocina y unas estupendas galletas de navidad de canela con forma de corazón ¡Qué feliz soy son esas galletas, me encantan! Ya tengo con que acompañar el té. Todo me sale 32,97 k (unos 4,5 €). Me meto después en la tienda XXL, que es una especie de Decathlon. Por supuesto aquí hay muy espacio dedicado a los deportes de nieve y a la caza, y me sorprende el expositor de esquíes y los mostradores y expositor de armas. No estoy acostumbrado a ver tantas armas juntas, tanto escopetas como pistolas. La caza es un deporte importante en Noruega, y se pueden ver puestos de tirador a lo largo de cualquier carretera. Me compro una tira fluorescente para que me vean corriendo. Y que toda la ropa de correr que llevo es negra, y siempre corro de noche ¡aunque sea a las 3:30 pm!. También veo los polvos de Isostar que uso para correr bastante más caros (que no se enteren en Decathlon) La tercera tienda se llama Expert, es una especie de MediaMart o Saturn. Me quedo loco con el precio de los televisores, están carísimos, sin embargo los móviles y tabletas tienen buen precio. Aprendo tres palabras nuevas: congelador, nevera y combinada (Kjøleskap, Friseskap y Kombiskap). Veo el mismo móvil que me vendió Nedim pero 100 k más caro… menos mal… que si lo veo mas barato… No compro nada, me subo en el coche, me como un par de galletas y regreso a casa.

Son las 6:30 pm. Me paro en la gasolinera, y decido llenar yo mismo el tanque pagando con tarjeta. Empiezan a subir las coronas en ese surtidor de tal forma que hasta miré si es que la gasolina se estaba saliendo por fuera, jajajaja. Al final fueron 28 litros a 14, 55 k/l, 407 k. a 2 € por litro. Me parece barata para los sueldos de aquí, pero no para los nuestros…..

Paro en el supermercado Rema 1000 a echar un vistazo. Quiero familiarizarme con todo, ir cogiendo los truquitos. El tema de la fruta y la verdura me ha sorprendido desde que llegué. Tenía la idea preconcebida de que en Noruega era difícil comer fruta, y la verdad es que hay de todo, un poco más caro que en Tenerife, pero asequible. Y aunque las bebidas alcohólicas no se venden aquí, si hay cerveza, y eso es muy importante…… hay hasta Coronita, que aquí se llama Corona. Eso sí, algo cara está.

Llego a casa, y aparco algo alejado de enfrente del edificio. No quiero dejar el coche siempre en el mismo sitio. Y no dejo el cargador del móvil dentro, si me lo roban a ver como vuelvo a Suecia sin GPS….

Me decido a salir a correr. Son las 7 pm y está nevando muy suave. Voy despacio. No sé por qué razón no se me forma la escarcha en los hombros hasta el minuto 40 ¿será porque hace más frio, o porque sudo menos?. Bajo corriendo hasta el muelle donde cojo el ferry, y regreso en subida a casa. Me gusta el recorrido, para los peatones y bicis hay un carril de dos metros de ancho separado de la carretera. Los veo por todos lados. Me cruzo con varias chicas corriendo con perros y alguna persona caminando. Recorro 10 km en 77 minutos, no es ningún record, pero estoy contento. En casa hago mis ejercicios, me doy mi duchita en la ducha común, y ceno media pizza, algo de ensalada de papa y un vaso de leche con auténtico nesquick de Tenerife. Todo un lujo. Escribo esto y trabajo un poco. Hago la transferencia de 472, 27 € a Vodafone mientras me acuerdo de toda su familia, y tomo la determinación que cuando llegue a Tenerife me cambio de compañía. Todas nos roban, pero por lo menos quiero elegir yo cuando lo hacen. Chelo, tú tienes Pepephone, veré los precios.

Mañana martes tenía planificado un viaje a Tromheid pero lo pospuse desde esta mañana porque a quién iba a ver está enfermo de gripe. Tengo que prepararlo bien para aprovechar el día. Está unos 400 km de aquí. A lo mejor lo hago a final de semana o la semana que viene.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

25/11/2012. Domingo. La primera nevada del viaje. Salgo de turista por primera vez. Museo Munch y museo del Nobel de la Paz.

Hoy a las 7:30 am está más oscuro de lo normal. Desayuno un té y mis cereales con leche cortada (que ahora sabe a yogurt natural, está incluso mejor). Hoy voy a hacer turismo por primera vez. Y mientras desayuno busco información sobre que hacer en Oslo un domingo, y de repente ¡comienza a nevarrrr! Muy despacio, sin viento, sin tormenta, cae nieve durante media hora. Que bonito, indescriptible. Pero se ve que no hace todavía suficiente frio, porque a la hora ya estaba toda derretida. Preparo dos sándwiches y una fruta y salgo caminando a mi parada de guaguas, y saco alguna foto chula. Cojo mi 631 que me deja en el Ferry. Al lado mio va una adolescente, que viaja sola, leyendo una novela en inglés. Y medito sobre la importancia del inglés aquí, cada vez hay más libros en noruego, pero si la población no supiera inglés estaría perdiéndose muchísimo. El noruego es un idioma con muy poca influencia y dispersión en el mundo, nada que ver con el nuestro. Cojo el ferry y éste me deja en Oslo en los 23 minutos de rigor.

Sólo tengo 50 k (7 €) en efectivo. Es todo lo que me queda. Me traje unos 800 € entre coronas y euros, pero entre el alquiler, la compra, la tarjeta de transporte, las dos veces que puse gasolina y lo que me he gastado en tener internet (el stick, la tarjeta y el saldo), me he quedado sin dinero en efectivo.. Yo con 50 k no hago nada. Pero no voy a sacar dinero por cajero, es carísima la comisión por lo que he leído. También hay cajeros que metes euros o libras o coronas suecas en efectivo y te devuelve coronas noruegas, cobrando su correspondiente comisión eso seguro. Así que me decido a hacer lo que hace todo el mundo aquí, a usar la tarjeta. Todo lo pago con ella hoy. Por cierto, aquí me ha sorprendido que he visto varias veces a niños y preadolescentes solos o en pareja, eso lo primero, y segundo que entran a las tiendas y pagan con su tarjeta Visa. En mi caso sé que todos los bancos españoles cobran una comisión sobre lo usado, entre el 1 al 3%. Mañana llamo a Cajacanarias y te cuento cuanto me van a sablear a mí. Y ojo al dato, se me han ido 800 €…… eso por si alguien se le ocurre venir sin recursos económicos.

Son las 11:30. Reviso de nuevo la página web con información sobre Oslo, y veo dos opciones, pero me decido por caminar sin rumbo, a ver que pasa. Y por supuesto las calles vacías. Paso por detrás del parlamento, impresionante la altura de las torres. Veo el enorme reloj que el otro día hizo sonar las campanas a las 4 pm, y hoy también lo hará. No lo he oído tan fuerte a ninguna otra hora, no se si es casualidad o no. Paso por una calle donde hay dos cines, uno se llama Oslo Kino, miro la cartelera y salvo una película los demás títulos están en noruego, creo que no iré al cine de momento. Llego a una plaza donde está la entrada al metro, y de repente aparecen muchas personas unas de rojo y otras de azul, ya me había fijado en el ferry en eso. Hoy hay futbol entre los dos principales equipos de la ciudad. ¡Por fin veo a alguien! Sigo sin rumbo y me encuentro con el Teatro Nacional, con una plaza con venta de todo tipo de flores, y con un viejo tranvía turístico que compite con el nuevo. El maquinista se baja en plena marcha para cambiar las agujas a mano, precioso. Sigo sin rumbo y me meto en un Narvessen (como los One Way o 7Eleven), que hay por todos lados, y compro 200 k (28 €) en internet. No los podré usar hasta mañana porque necesito un móvil noruego para activar el código.

Busco otra vez en internet y me decido, iré al museo de Munch (el del cuadro del grito). Está como a 40 minutos caminando, pero lo hago en 30 min. Asombrosa la cantidad de rumanas (bueno, supongo que serán rumanas), tiradas en la calle pidiendo y otras acostadas. A medida que salgo del centro me encuentro a un Oslo más sucio, con edificios de solo 2 o 3 plantas, con edificios viejos, calles sin papeleras y huecos en el asfalto. Además está lleno de locales de todas las nacionalidades, desde paquistaní, turco, hindú, de todo. Y la gente por la calle cambia, casi todos extranjeros, muchos negros, varios grupos en esquina, que se intercalan con mujeres solas paseando a los perros o con niños. No sé, una fauna urbana extraña para mí. Algunos coches de policía. Y no es que me haya ido al extrarradio, sigo en el centro de la ciudad. Cada vez que veo un cartel de tráfico que no sé lo que dice le saco una foto. Ya miraré el significado en casa tranquilo, y las aprendo para cuando esté conduciendo, aunque con lo caro que es entrar con coche en Oslo, creo que esa experiencia me la voy a ahorrar.

El museo de Munch me cuesta 95 k (13 €), y eso que es domingo, y es el día de los museos gratis, pero este no está en la red de museos nacionales. Eh, tiene un baño estupendo. Mucha seguridad, con escáner y arco. Y una cafetería con unas ensaladas que tienen una pinta, que no compré pero me encantaron. Entro en el museo. Me quedé impactado con Munch. Varias de sus facetas me impactaron: como cinematógrafo (tengo unos videos de sus grabaciones, ya los subiré), como pintor de cuadros de vampiros, como pintor de cuadros de energías alternativas y “esotéricas” (el sol, los espectros) y por supuesto esa faceta de pintor tan afectado por la muerte de su hermana y su madre que todos sus cuadros están en ese camino que va desde el nacimiento a la muerte, algunos tétricos pero impresionantes. También le da mucha importancia en algunos de sus cuadros al amor, y a las mujeres que pasan por su vida, sin querer comprometerse con ninguna, rechazando casarse con la excusa de que él era una alma libre, un artista (hay cada uno que se busca cada excusa). Me gustó una de sus frases: “Escribe tu vida”, no dejes que otros la escriban por ti. Se parece a la mía de “Crea tú futuro, será duro pero será tuyo”. Me llegó. Estuve dos horas en el museo. Compré una tontería porque no estoy para gastos.

Salgo. Ya son las 3:20 pm. Es tarde para ir al parque de esculturas al aire libre de Vigeland, queda media hora de luz. Así que me decido por el museo de la Resistencia Noruega (de la 2ªGM). Camino unos 30 minutos, ehh, paso por la calle “Fred Olsen” (por si alguien pensaba que no era noruego, ehhh) y veo unas bicicletas que tiene la propaganda “I need Spain” (yo también, a aquí estoy en Oslo). El google maps me da una mala indicación en el último momento, y sí, estoy al lado del museo de la Resistencia, pero como a 50 m. más abajo, separado por un terraplén. Ahora estoy en el muelle, ya es de noche, veo un crucero y una fragata de guerra. También veo que están dando formación a personal del puerto dentro de un aula ¿Un domingo por la tarde? ¿Esta gente no descansa? Camino hasta el Museo del Nobel de la Paz.

Al entrar en el museo me vuelven a cobrar, esta vez 80 k. (11,2€). ¿No es domingo, el día de los museos gratis? Me dicen que sí, pero que éste no. Veo vídeos donde aparecen Martin Luther King, Less Walesa y otros. La planta baja dedicada prácticamente a la India y Gandhi. Y esto no lo entiendo, porque él nunca recibió el nobel de la paz ¿serán los remordimientos que tienen por el error que dedican una planta completa a Gandhi? Me gusta mucho la mesa con sus gafas y su máquina de escribir. También disfruto con la instalación en la que simulan la playa donde iba a meditar, con el ruido del mar y todo (ahh, el ruido del mar, como me gusta). De la planta alta destaco una exposición a oscuras de todos los premios nobel, como si fuera un jardín de luces fluorescentes, y una exposición de chistes sobre la paz. También veo una moneda real de oro del nobel. Pero el museo se me queda muy corto. Me quedo como con un vacío, quizás esperaba más. Compro un recuerdito y salgo. Pago con tarjeta.

El embarque para regresar está al lado del museo. Son las 5:30 pm. Veo el horario y faltan 40 minutos para el próximo ferry. Decido dar una vuelta por el paseo marítimo. Debe ser la hora de cenar, porque veo varios locales con gente y se siguen llenando, tipo comida rápida sentada y barata. Veo los precios y son más caros que en España. Como me falta media hora todavía para el embarque me meto en el McDonald’s (si, yo, en ese antro de perversión, no digas nada) y pido un capuchino, que me cuesta 22 k (3€), y está malísimo, pero al menos está caliente. Pago con tarjeta por última vez. Me siento un rato con vistas al muelle y espero al ferry.

La vuelta a casa muy bien. Estudiando noruego en el ferry con el móvil. Un poco menos de una hora desde el centro de Oslo, incluyendo ferry y guagua. Por cierto, esta vez no me equivoco de guagua, cojo la 631 pero esta vez la que me corresponde. Y me parece increíble, no tuve que usar la tarjeta de transporte ni para el ferry ni para la guagua, de hecho no vi a nadie pasarla por los escáneres. Aquí suponen que todo el mundo es bueno y la tienen, o es que es domingo y es gratis, o es que yo no me entero de nada.

He estado unas 10 horas fuera. En casa me toca pasta de nuevo. Me hago unas espirales con esa estupenda salsa Thai de Curry (que todavía me dará para mañana) en mi estupenda cocina comunitaria.  Y una estupenda taza de leche fría de mi nevera ambiental. Por cierto, he pensado que dentro de poco se convertirá en congelador, y ya veré que hago, jejejeje. Lo que es estar sólo, he descubierto que con tres puñaditos pequeños de espirales me sale un plato generoso de pasta. Y el pan de molde, oye, que llevo una semana con él y todavía está a más de la mitad. En casa no dura ni tres días. Habló con mi madre, whatsappeo un poco con Chelo, escribo esto y preparo la agenda para mañana.  Por cierto, no te había contado que cuanto llegué el primer día me encontré un montón de monedas esparcidas por todo el apartamento, en el suelo. Debe ser que da suerte combinada con la herradura que hay en el marco de la puerta. Yo no soy supersticioso, pero por si acaso las cogí todas y las dejé pegadas a la puerta en el suelo. Quién sabe…..

Hoy es el primer día que he hecho turismo desde que llegué. Si te das cuenta he sido tu guía turístico hoy, y gratis. No volveré a ser turista hasta el fin de semana que viene. Tengo mucho que hacer en esta búsqueda de trabajo. Pero he oído de un bar (Bar Blȧ, en la zona del mismo nombre) que es famoso por los conciertos en directo de blues y jazz, y que abre todos los días. Lo siento, pero a ese antro tengo que ir el próximo finde. Que te salga bien esta semana. Yo la tengo a tope. Ya la leerás. Ese bar será mi premio.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

24/11/2012. Regreso a Ski. Tengo internet, y lo agoto. Mercadillo. Carrera y supermercados.

La mañana comienza a las 7:30 am con dos tostadas con mantequilla y azúcar. A primera hora hablo con Chelo y los niños, genial. Me preparo mi sándwich y me voy a Ski de nuevo, a tratar de arreglar lo de internet. Y me doy cuenta que el internet del móvil tampoco funciona. Después de buscar y reiniciar el teléfono, me doy cuenta que con el roaming se instaló un programa que bloquea a diario cuando se llega a los 20 Mb. Lo desbloqueé y punto, a pagar a Estafavodafone….

Esta mañana hace ya más frio, sobre 2º. El coche me avisa de peligro de hielo, pero no hay. Que importante es tener un buen coche aquí, que te caliente el asiento, que desempañe los cristales y retrovisores, con faros antiniebla, ruedas de invierno.  El coche de Jose Antonio y Verónica no tiene todo esto, pero si las suficientes para conducir por aquí. Me siento seguro con su coche. Les vuelvo a dar las gracias por este favor.

Una corrección importante, ayer dije que tanto en Suecia como en Noruega está permitido hablar con el móvil mientras se conduce. Pues no, lo pregunté y en Noruega está castigado muy severamente. En Suecia me dijo Jose Antonio que está permitido. Yo por si acaso no hablaré en ninguno de los dos países. Así que voy a cambiar el post de ayer.

En medio del camino me paré a sacarle una foto a este árbol, que está espectacular ¿o no?. Conducir con niebla y con esos árboles es espectacular. Ya te pondré un video (cuando tenga internet barato) En medio del camino paso por el final de un fiordo que está lleno de yates y barcos de todo tipo, todos fuera del agua y cubiertos para el invierno. Adjunto foto. Llegué a Ski sobre las 10:30 am, con unos 4º. Directamente fui al baño en el centro comercial, y es que el frio me da por ahí. Otra curiosidad es que desde que llegué no tengo sed, me tengo que obligar a beber agua, ni siquiera corriendo me da sed.

Y en la tienda Telekiosken estaba mi salvador, Nedim, dueño de la tienda y originario de Bosnia. Y sí, había estado en Tenerife. Le expliqué el problema, y no se creyó que nadie me lo hubiera resuelto el día anterior. Cogió un móvil, le puso la tarjeta SIM del stick, llamó al teléfono del ticket, marcó el código y listo. Ya tenía mis 200 k operativas. No sabía como darle las gracias. El problema es que cuando se me acaban, que ya se me acabaron, necesito un móvil de aquí para recargar, porque el mío no lo tengo liberado y no acepta la tarjeta. Me di una vuelta y vi una tienda de relojes, y los precios de los Casio prohibitivos, que no se enteren los hindúes en Tenerife. El más barato, que ya ves cual es, a 899 k (125 €).

Me fui a saludar a mi “amiga” ¿Kristin? de la tienda que me había vendido el ticket de saldo, y ya que estaba en Ski pensé que sería buena idea visitar lo más importante, hacer un poco de turismo. Adjunto foto. Así que le pregunté lo que podía ver en Ski, y me dijo que nada. Me fui al punto de información del centro comercial y pregunté lo mismo, y me dieron la misma respuesta, que sólo valía la pena el centro comercial (que asco de ciudad, no). Me dijeron que me fuera a Drøbak, que en esa ciudad si había algo que ver. Volví a Telekiosken y le pregunté también, y me dijo que no había nada que ver en toda Noruega, le pregunté que entonces que hacía aquí, y me dijo que tenía que estar aquí porque que se había casado con un Noruega (vamos una excusa como otra cualquiera). Y una curiosidad, a pesar del nombre, la ciudad de Ski no tiene nada que ver con el deporte del mismo nombre, ni es su origen ni nada. Así que decidí regresar a Nesodden, a casa. Al salir del centro comercial vi a una rumana pidiendo. Adjunto foto. Y aunque en el caso de los rumanos sabemos que es una mafia organizada, he visto bastante gente pidiendo en la calle, se nota que hay gente sin recursos por aquí también.

A unos 500 m de casa vi un montón de coches aparcados, y mucho movimiento, y un cartel azul del que no entendí casi nada salvo “marked” que supuse que era un mercado. Así que me paré, busqué aparcamiento, y me metí en él. En un colegio había montado una especie de feria al aire libre (4º C) con varias barbacoas, actividades para niños y un mercadillo en el interior. Aunque tenía hambre (ya eras las 13 h) no compré nada y subí al piso de arriba donde vendían de todo. ¿Y qué me encuentro? A un tío con una mesa vendiendo minerales, con una jaula con gallinas y con un libro que se llama “Evolusjon” (Evolución). Resulta que el geólogo y geógrafo, y ha escrito este libro porque ha investigado la importancia del factor cultural en las diferentes especies y su influencia en su evolución. Vamos, que si llega a haber estado en español se lo compro, pero en noruego….. Pensé, “así voy a terminar yo, vendiendo mi libro del tráfico en un mercadillo al lado de dos gallinas”. Bueno, pensándolo bien tampoco está tan mal. Por cierto, me he dado cuenta que los noruegos pasan tanto frio como nosotros, lo que pasa es que se abrigan y en actos como este lo hacen en la calle. Todavía no ha nevado y estamos sobre cero. Veremos más adelante. Y los niños juegan igual que los nuestros, saltando y brincando precisamente por donde no se debe. Lo único es que van forrados hasta las orejas….

Llegué a casa, y me hice unos espaguetis en esa estupenda cocina compartida, y les eché una salsa de bote Thai Curry con vegetales que estaba de muerte. Y me puse a navegar, en eso localicé a Jose Antonio por Skype y me puse a hablar con voz con él, que hacía días que no hablábamos. Todo perfecto hasta que en el minuto 13 plaffff, se corta la conexión. No puede ser ¡Se me ha agotado el saldo! A ver, media hora navegación, más 13 minutos de Skype y se han agotado 200 k (28 €). ¡Socorro! ¡Que alguien pare esta sangría, que me arruino! No puede ser, tiene que haber otro sistema más barato. Lo encontraré…..

Así que con ese ánimo que me caracteriza, a las 3:30 pm me cambio y me voy a correr. Al salir de mi apartamento salé del apartamento de al lado un ruso bastante grande con unos músculos que no veas, sin camisa y con una toalla al cuello, y me señala con un dedo mi puerta. Me acerco y le hablo en inglés. El tío no habla inglés, y lo único que me dice es “cloka pi pi pi pi”. Después de un par de gestos entiendo que por alguna razón la radio despertador se puso a pitar cuando yo no estaba y lo volvió loco. Me disculpo como puedo, le sonrío y de digo OK. Por supuesto al volver de correr comprobé el despertador no fuera que sonora otra vez y se me cabreara el ruso. No he visto sino a un vecino en estos 4 días, y encima lo he cabreado. Empezamos mal….

La carrera fue genial, con unos 5º y mucha niebla. Llegué corriendo hasta el centro comercial de Nesodden (donde está la oficina de NAV), y pregunté en una tienda de electrónica si podía hacer algo con internet. Me remitió a que el lunes visitara una tienda de informática que hoy sábado por la tarde estaba ya cerrada. Así que me metí en el supermercado a ver que había, y encontré el famoso salmón noruego, pero ojo, a 70 k el kilo (9,8 €). Adjunto foto. No lo veo tan barato la verdad. También me metí en una tienda de deportes, y miren los precios de los tenis. Los más baratos, en oferta por 899 k (125 €), que no se enteren de estos precios los de las tiendas de deporte en Tenerife, que nos funden. Volví de nuevo corriendo hacia el apartamento, disfrutando de las plantas y de las casas. Hay unos arbustos con bolas blancas unos y bolas rojas otros que están espectaculares. Antes de entrar a casa entré en el supermercado Rema 1000, el que tengo justo al lado. Simplemente a echar un vistazo. Y que me encuentro, la famosa máquina que te paga por los envases. Adjunto foto. Lo había oído, y en “Españoles por el mundo” un señor mayor dijo que ganaba dinero recogiendo latas en Oslo, sobre todo los fines de semana buscando zonas de reunión de jóvenes. Pues sí, aquí un amable señor mayor noruego, que por supuesto había estado en Tenerife dos veces, me explicó como funcionaba la máquina. Buscas una etiqueta en las latas, y si la tiene, generalmente es de 1 k (1,4 €). Metes las latas por el agujero y las va contabilizando. Cuando terminas pulsas un botón y te da un ticket con el que puedes comprar en el supermercado. 20 latas, 20 k (28 €). No da para mucho, pero menos es nada. Ese de “Españoles en el mundo” tiene que recoger muchas latas para comer.

Después de este nuevo aprendizaje llegué corriendo a casa, algo de ejercicios, ducha en las duchas compartidas, cena de la misma pasta y algo de ensaladilla, y al ordenador. Escribir esto, una lección de noruego y algo de trabajo me espera.

Aunque sea sábado por la noche no voy a salir. Todavía no tengo controlado el tema para eso, y quiero acostarme temprano para mañana ir a algún mercadillo en Oslo, a ver que encuentro dando una vuelta.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

23/11/2012. Visita a la oficina del paro y a Ski dos veces, la lucha por internet.

Por cierto, has visto un enlace pequeño que está debajo de la foto y que pone ¿Por qué este blog y irme a Noruega a buscar trabajo?

A las 7 am en planta. Me despierto con el poco sol que entra por la ventana. Me voy a servir el tazón de leche con cereales y ahhhh, la leche cortada. Empieza bien el día. En Suecia y Noruega no hay leche UHT, y toda tiene que estar refrigerada. Eso ya lo sabía. Por eso en el supermercado de Suecia le pregunté al dependiente que si se mantenía cerrada podía estar fuera de la nevera, y me dijo que sí. Vete a buscarlo ahora. Tengo dos tetrabriks, unos 4 litros, de leche cortada. Pero la verdad es que está buena, y pensando que es cuajada, ha entrado con los cereales. Y seguirá entrando porque el tema no está para derrochar. Un poco de azúcar y listo.

Me fui caminando a la parada de guaguas cogiendo un atajo por un edificio que está justo detrás del mio, y que me tiene mosqueado desde que llegué porque tiene cruces verdes. Hoy descubrí que es un centro de salud, ¡que cerca de casa! Pero ojo, no te pongas malo, porque con tarjeta sanitaria y todo tienes que pagar por ir al médico, aunque si no la tienes pagas mucho más.

Esperé en la parada como media hora, aunque viendo el horario era difícil que pasara en ese tiempo. Ya he aprendido como saber que va a venir la guagua. Cuando estoy solo en la parada es que no viene, pero en un momento determinado aparece un montón de gente toda junta, que deben saberse el horario, y en cuanto llegan, la guagua aparece. Son puntuales hasta en eso. De todos modos aproveché para aprender noruego con el móvil. Me va bien, si me ves hablando solo en la parada… El programa del móvil que uso es “50 languages”, y está muy bien, tiene muchas lecciones completas gratuitas. Cuando me las sepa todas veré si pago el programa completo. El noruego que estoy aprendiendo sirve, por ejemplo, para saber que una guagua que tenía enfrente ponía “ikke i traffic” que significa sin tráfico, sin servicio. Mira la foto.

Eran las 10:30 y seguía sólo en la parada, y como no quería llegar tarde a mi cita en la oficina de empleo volví a casa y cogí el coche. Y curioso, justo cuando pasé con el coche por la parada sólo un minuto después había en ella unas 10 personas, por lo que estoy seguro que la guagua llegaba ya. Me reí bastante. Y por cierto, hoy todavía se nota menos frio que ayer, hay como 8 º, y durante el día varios momentos estuve sin chaqueta gruesa, sólo con el suéter.

Llegué a Nesodden, está a 3 minutos de coche, y aparqué por fuera del centro comercial, en un parking gratuito por tres horas. Pero ojo, hay que poner también el ticket bien visible en el parabrisas, si no te clavan la multa. Todo esto lo puedes leer en el cartel del que adjunto foto.

En la planta alta del centro comercial está la oficina NAV. Una mujer que hablaba perfecto inglés, Åse, me atendió genial. Vuelvo a repetir que aquí sin inglés estás muerto. Estuvo como una hora y media conmigo, en parte porque el sistema informático no le dejaba hacer algo. Lo más importante es que me solicitó el alta del ID number, sin el que no puedo hacer nada, por ejemplo firmar un contrato de cualquier tipo, aunque sea telefonía. Pero me dijo, algo que ya sabía, que puede tardar hasta 8 semanas. Un vez lo tenga, puedo meterme en la base de datos de empleo, poner mi Curriculum y buscar por sectores. Mientras tanto nada. Por otro lado NAV tiene que comunicar al Servicio Canario de Empleo que estoy inscrito aquí, para no perder el paro que cobro en España. Y eso me dijo que podía tardar 2 semanas. Ya en la oficina de Tomé Cano del SCE me dijeron que les insistiera en que enviaran la documentación urgente, aunque fuera un e-mail, porque corro el riesgo de quedarme sin el paro. Yo le insistí a Åse en ese punto, pero me dijo que cuando ella mandara la documentación al NAV central lo preguntaría si podía hacerlo. Así que yo voy a mandar un correo con imágenes de la documentación al e-mail que me dieron en Tomé Cano, no sea que pierda el paro. Me muero.

Aproveché y le pregunté varias cosas, como si era obligatorio que me registrara en la policía, me dijo que sí, y la más cercana está en la ciudad de Ski, por lo que era mi próximo destino. Una vez tenga el personal number puedo ir a la Tax office para registrarme y en cuanto trabaje a pagar impuestos (aquí son sobre el 38%, mientras que en España la retención usual es del 12%). También con ese número podré abrir una cuenta bancaria, contratar servicios, etc. Este Id number no te da la residencia ni mucho menos. Si uno tiene un contrato de trabajo, debe llevarlo consigo por si te para la policía. Ojo al dato. Si tienes coche con matrícula de fuera de Noruega, necesitas llevar en el coche el contrato de trabajo siempre que este sea por menos de un año. Si es contrato indefinido no te queda más remedio que pagar con poner matrículas noruegas (una pasta) o comprarte un coche aquí. Por supuesto puedes estar de turista hasta 3 meses sin problemas.

En el centro comercial aproveché para comprar dos bombillas que me hacían falta (aquí las bombillas son las tradicionales, las de bajo consumo son prohibitivas todavía). Me gasté 70 nok (10 €) en tres bombillas. Necesito luz en el apartamento, así que compré una de 92 W (no existen de 100 W). También vi una inmobiliaria, y me di cuenta que esas casitas que tanto me gustan cuestan varios millones de euros. Vivo en un edificio cutre rodeado de una zona carísima. Adjunto foto de la ventana de la inmobiliaria.

Cogí el coche como a las 12, puse el navegador, y me fui a Ski, que está a unos 32 Km, a unos 40 min. Una curiosidad. En Suecia según Jose Antonio está permitido hablar con el móvil mientras se conduce, pero en Noruega no, y la multa es alta. Ir además con el Navegador del móvil me permite saber si justo delante tengo una curva o un cruce, lo que ayuda mucho. Aproveché en el coche para comerme mi sándwich y mis frutas. Por cierto, cada vez que salgo me llevo el portátil y toda mi documentación original (todos mis títulos académicos). No se si hay robos o no, pero no puedo correr ese riesgo.

Llegué a la ciudad de Ski, y preguntando llegué al edificio de la Policía. No sabía donde aparcar, porque habían varios carteles, y traduciendo con el móvil uno a uno llegué al que decía “Aparcamiento para visitantes”. Llegué a la puerta del edificio, la empujé y se abrió sola, esa y otra que estaba mas adentro. Todavía no me acostumbro a que se abran y cierren solas. En el interior cogí nº y me atendieron super rápido, total para decirme que podía estar en Noruega hasta 3 meses sin necesidad de hacer ningún papel ni ningún registro, y que cuando encontrara trabajo si tenía que ir y registrarme.

Bueno, pues ya que estaba en Ski decidí quedarme, y fui a un centro comercial enorme, a ver si podía solucionar lo de internet. Antes de entrar vi una tienda en un sótano de arreglo de ordenadores y les expliqué mi problema. Me atendieron genial, y me dijeron que tenía que ir a una tienda de móviles, y que tenían un apartamento en Puerto Rico, Gran Canaria. Casi todos los noruegos que he conocido hasta ahora han ido a Canarias. De verdad que es sorprendente. Nada más entrar vi un supermercado, y me decidí a comprar leche de nuevo. Aprendí que “Hel” es entera, y que tampoco tenían UHT, pero tenían varias neveras llenas de todo tipo de batidos y de yogures de beber, ¡es casi el paraíso! (adjunto foto de la zona de batidos de chocolate….). No pude resistir la tentación y me compré un batido. Una vez dejé la compra en el coche, volví a por tiendas de telefonía. No veía ninguna así que me dio por preguntar a una chica que vendía unas cremas. Me trató de vender las cremas, me hizo lavarme las manos con sal del Mar muerto, y me explicó lo exfoliadas que tenía las manos ahora, y que era el momento de ponerle una crema de sales del mar Muerto que costaba unos 600 nok (84€). Le di las gracias como pude y escapé….

También vi una tienda de venta de bebidas alcohólicas. El alcohol no se vende en los supermercados como en España, sólo se vende en tiendas autorizadas. Adjunto foto.

Encontré la primera tienda de móviles. Pregunté por un stick para el portátil. Me enseñaron todas las tarifas de las diferentes compañías, pero en cuanto supieron que no tenía personal number, me dijeron que era imposible, que no me podían hacer contrato. Así que me fui a otra tienda, Telcom, donde había una cola de 10 personas (¡que bien, me siento como en Tenerife!), pero fue rápida, y donde me dijeron que si era posible, que podía comprar un stick, pero que los tenían agotados, que ellos tenían otra tienda en Oslo, que por Ski no había ningún otro sitio. Pero comprobaron las existencias y tampoco en la tienda de Oslo tenían, así que le di las gracias e iba a salir cuando me dijo, que bueno, que quizás en la planta alta día haber algo en una tienda de electrónica. Si amables, si, pero barriendo para casa que no veas. Bueno, le día las gracias y me fui a la tienda Lefdal Elektromarket (una especie de MediaMart). Allí no tenía mucha idea, pero preguntándose unos a otros me confirmaron que sí, que si compraba el stick, después compraba una SIM (que venía sólo con 50 coronas), y que cuando se agotaran sólo tenía que comprar prepago para móvil.

Había solución al fin, o eso parecía. El stick 4G con la SIM me costaba 998 (unos 140 €). Valorando que en Vodafone ya iría por más de 300 € de roaming, me pareció barato. Pero no tenía coronas suficientes, y tenía que cambiar euros. Así que pregunté por un banco, y me fui a una sucursal dentro del centro comercial. Llegué con mis euros y me dijeron que lo sentían, pero que las sucursales bancarias de Sparebank 1 no trabajan con cash, no tienen billetes ¿y entonces para que sirven????? Un sucursal sin dinero, solo para contratos. Todo lo demás por los cajeros. Seguí mi ruta hasta la oficina de correos, donde ahí si me cambiaron los euros. Me cobraron 75 coronas (10 €) por la gestión. Por cierto, la dependienta de correos también había estado en Maspalomas, Gran Canaria.

Con mis coronas noruegas volví a Lefdal Elektromarket y compré mi stick con mi SIM. De todos modos les dije que lo iba a probar y si no funcionaba lo devolvía. Le pregunte a la cajera que a que hora terminaba, y se ruborizó y dijo ¿Yo?, a lo que yo también me ruboricé y corregí, que no, que me refería a la tienda, jajajajajajajajajaja. Compré en una tienda 200 k de saldo para cuando se me acabara el que venía con la tarjeta. Me dieron un papel con un código, como los móviles prepago.

Lo probé en el coche y genial, por fin tenía internet a alta velocidad…. Así que contento, con mis bombillas, mi leche y mi internet regresé a casa, conduciendo ayudado por mi Navigator.

Llego a casa como a las 6 pm, me quito las botas, preparo la cena (media pizza margarita y sopa de champiñones), puse mi leche en la nevera con fondo de árboles y me relajo delante del ordenador. Está lloviendo y decido que no voy a salir a correr. Pongo el stick y pufffff, se acaba el saldo. Así que nada, me decido a recargar, y que pasa, que no hay forma. Qué no se hacerlo, qué no me sale. Me quedo trabado un momento, y decido que a lo mejor me tenían que vender una nueva SIM con más saldo en vez de un código. Así que sin pensarlo mucho me visto de nuevo, cojo el portátil y me subo al coche. De nuevo recorro los 32 km hasta el centro comercial de Ski.

Voy donde compré el saldo y le explico el problema a la dependienta, pero no sabe resolverlo, y me remite a una tienda de telefonía a la que no había ido (pensaba que las conocía todas ya…) Me siento en un banco para comprobar de nuevo el stick con el portátil, y no me creo lo que me pasa. Al lado mío había un hombre que, como hacen todos los noruegos, no saluda  cuando me siento. Le suena el móvil, y resulta que es mejicano, y se pone a hablar con un amigo. Le dice que se venga, que va a haber una fiesta, que van a ir más de 60 personas, y que él va a llevar 6 amigas universitarias americanas que están muy bien… Todo esto claro, él no sabía que yo era español, con la cara de noruego que tengo…. Y sigue hablando, que venga, que no se pierda la fiesta, que tiene una en el bote a la que ya le ha tocado el culo y que hay también para él. Yo de piedra escuchando la conversación. Cuando termina, le digo “Hola”, y el brinco que pegó no fue ni normal, jajajajajajajaja. Le digo que me perdone pero que me ha parecido que había dicho algo de la universidad. Y entonces este mejicano me cuenta que está haciendo el doctorado en Filosofía de la Ciencia en la Universidad de Ciencias de la Vida y Medio ambiente (www.umb.no), justamente donde tengo que ir a una de las entrevistas. Hablo un poco con él pero me da largas, no me extraña, bonito elemento….

Me voy a la enésima tienda de telefonía, y Thomas me atiende genial,  durante unos veinte minutos trata de resolverlo, pero al final me confiesa que tampoco sabe que hacer, y me pide que vuelva mañana, que está su jefe que él lo sabrá seguro. Después me  subo a la tienda donde lo compré, pero tampoco saben que hacer…… Así que mañana iré de nuevo, por tercera vez, a Ski, y te puedo asegurar que esta vez no necesitaré el GPS del móvil.

Siendo ya casi las 9 pm pasé por la tienda donde compré el saldo, y tanto había hablado con la dependienta, que estuvimos hablando un rato y quedé con ella que si mañana no lo solucionaba que me devolvía el dinero. Y para celebrar que no pude arreglarlo me compré otra vez por 25 k ese magnífico perrito, del que adjunto foto, creo que me lo merecía.

Regresé a casa, otros 23 km de vuelta, y me paré en el supermercado Rema 1000 (uno de los baratos) que está muy cerca del apartamento. Compré azúcar, un bote de leche de coco (a 0,50 €), pinzas de la ropa y una línea para tender, que quiero poner encima de la estufa. En total 57 k (8 €). Me quedé asombrado con la cantidad de chocolates que tienen. Adjunto foto.

Entré en casa y me conecté de nuevo con Vodafone muy a mi pesar, a pagar una millonada por internet, estafadores… el día de hoy no ha tenido desperdicio, ¿te vienes conmigo a Ski de nuevo mañana? . Me quedo con una reflexión que me rondó la cabeza sobre ser extranjero, pero la dejo para mañana. Feliz fin de semana.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

22/11/2012. En casa y corriendo

A pesar de levantarme temprano (a las 7 am, que ahí son las 6 am), hoy salí de casa como a las 10 am, después de hacerme mi sándwich para llevar. Cogí la 631 hasta Nessoden, que es la municipalidad a la que pertenezco. Ahí está la oficina municipal, y lo más importante para mí, la oficina del paro (aquí NAV). Está en la planta alta de un centro comercial, que ya de paso le eché un vistazo, tiene un buen supermercado. En la NAV no pudieron arreglarme nada de la documentación, pero me asesoraron bien. La persona que lleva el tema no estaba hoy y me dieron cita para mañana a las 11 am. Así que mis planes para hoy quedaron paralizados, porque sin esa documentación no puedo dar otros pasos. Así que me volví al apartamento de nuevo en la guagua.

Estuve estudiando noruego una hora, y después me puse a trabajar con el ordenador como 3 horas. Comí una sopita de sobre de champiñones, el sándwich que había preparado y una banana. Por cierto, aquí plátanos de canarias ni por el forro, todo son bananas de área caribe, he visto de Costa Rica principalmente.

A las 3:15 salí a correr, siendo consciente de que iba a ver el atardecer y correría de noche, y así fue. Es mi primera carrera en Noruega, una horita al trote que disfruté mucho. No hace mucho frio, aunque se me formó una capita blanca sobre los hombros bastante sospechosa. Dejo un par de fotos del atardecer. Te reto a correr por un sendero oscuro, en un país que no conoces, todo cerrado por árboles, y que de repente te suene Thriller de Michael Jackson. Fue increíble. También corrí por una zona de chalés en medio del bosque con vistas al fiordo, y con una arquitectura impresionante. No deben ser nada baratos. Curiosa la costumbre de no poner cortinas (es un tema de su religión evangélica luterana, al que más del 80% de la población pertenece) hace que se vean todas las casas por dentro, y mucho mejor de noche. Preciosas. Cuando corra de día sacaré más fotos de las casas.

Regresé al apartamento, una duchita en esas duchas comunes, y a cenar. Hoy tocó un estupendo nesquick, media manzana y la media pizza que no me comí la noche anterior, y que tan bien se conservó en la ventana.

Mañana volveré al centro comercial, porque arreglar lo del paro es imprescindible. Me juego el no cobrar el paro en España, y eso no me lo puedo permitir. Tengo además el problema con Vodafone, que el roaming es carísimo, y yo necesito internet para trabajar. He llamado y luchado para que me bajen las tarifas, pero lo tengo crudo. A este ritmo, por estos 20 días usando el móvil la factura me puede pasar de  los 500 € fácilmente. Ojo al dato si viajan fuera. Tengo una tarifa estupenda, con llamadas y mensajes ilimitados, pero sólo dentro de España, fuera se paga a precio de oro. Voy a tratar de comprar una conexión aquí antes de que eso ocurra. Y es que por roaming soló hay incluidos los 20 primeros Mb, y eso lo gasto yo sólo en ver el correo a primera hora.

Si quieren pueden navegar por una página que yo he usado (y uso) sobre información de Noruega. Es http://www.justlanded.com/english/Norway

Que bonito el atardecer viendo el Fiordo de Oslo. Hasta mañana.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , | Leave a comment

21/11/2012. Mi primer día en el centro de Oslo.

Esta mañana me decidí a ir por primera vez al centro de Oslo. Como vivo en la península que está enfrente de la ciudad, Nesoddtangen, tengo que pasar el fiordo en barco.

Las guaguas funcionan estupendamente y están sincronizadas con el ferry. La guagua 631 está en 8 minutos en el muelle, y el ferry tarda 23 minutos en estar en el centro de Oslo, así que no puede ser más cómodo. Pagándolo suelto, pagas 50 coronas noruegas (NOK), por cada uno, en total unos 14 €. Pero yo compré un bono de 30 días que me salió 1070 nok (unos 149 €) que por el precio parece mucho pero equivale solo a 5 días ida y vuelta y yo estaré aquí 20 días. Además sirve para cualquier guagua, el ferry y el tranvía dentro de la ciudad, por lo que sale bastante barato. Hoy use los tres varias veces.

Nada más llegar a Oslo me quedé asombrado de la poca gente que había por la calle, incluso en la calle más comercial no había demasiada gente, y eso que con 7º la verdad es que no pasé frio en todo el día. Dicen que cuando nieve bajarán mucho las temperaturas. Veremos. Me asombró que lo primero que vi fue una pareja de rumanas pidiendo ¡Dios mio, aquí también están!, y lo segundo un grupo de niños de prescolar de excursión, forrados hasta las orejas de lo que mando foto. Centro de la ciudad muy bonita, toda iluminada y con mucho espacio.

Y desde el punto de vista antropológico, jajajaja lo pongo así como me dijo un amigo para no herir sensibilidades, una ciudad muy interesante, llena de mujeres rubias y altas, con unos cuerpos estupendos, tanto jóvenes como mayores, tanto en pareja como con cochitos de bebé. La leyenda era cierta….

Todo el rato hablo en inglés, todo el mundo lo habla bien. Sin inglés aquí uno está muerto, porque el noruego no hay quien lo entienda, de momento…. Yo que quiero meterme en la cultura y aprender noruego no hay forma. Todo el mundo va siempre callado. Nadie habla en la guagua, ni el ferry, ni el tranvía. Te sonríen amablemente si es necesario, pero no hablan. Yo con mis dos frases aprendidas que quería practicar y no hay forma. De momento todo el noruego que escucho es la radio que la tengo todo el día puesta en una cadena mezcla de los 40 principales y M80 radio que dan noticias y que a veces reconozco alguna palabra.

Con el google maps del móvil se mueve uno estupendamente. Por cierto, una cosa que no he hecho es comprar un mapa o una guía turística de Oslo. No vine de vacaciones. Si realmente tengo tiempo para hacer turismo ya lo veré más adelante.

Me dirigí a la oficina de ICEX (comercio exterior de España, dependiente de la Embajada) para hablar con una persona que habían recomendado. Me trató estupendamente, me ayudó todo lo que pudo, me dio copias de un montón de temas, pero no me pudo concretar sobre empleo. Pero gracias a ella aprendí bastante sobre Oslo y como moverse para buscar trabajo. Gracias.

Mi siguiente destino la Embajada de España en Noruega. Para ir cogí la línea 12 de tranvía hasta Frogner plass. Puedes entrar por cualquier puerta y pasas la tarjeta por un escáner. De ahí la embajada está como a 500 m. caminando por una única calle. Pasé junto al museo de industria o algo así. En la Embajada muy bien. Había poca gente. Atienden genial, con muy buen talante, y me dijeron que estaban preocupados porque venían muchos españoles sin recursos suficientes y sin entrevistas de trabajo, y que lo pasaban fatal porque se pensaban que esto es el paraíso y después no tenían dinero ni para comer ni para volver. Ojo al dato. Por cierto, hoy se abrió el plazo para el voto por correo de las elecciones en Cataluña, y vi votar al primer catalán que lo hace en Noruega. Me trataron muy bien. Me dieron información general impresa sobre Noruega y empleo (que ya tenía pero que acepté con amabilidad). También tuve mi primera entrevista de trabajo con alguien de la embajada, y fue bien. De lo que salga de aquí vamos a ver, hasta final de año no sabré nada, si sale algo. Salí satisfecho.

Sobre las 2 pm. salí de la embajada y volví al centro. Caminando me eché mi bocadillo y mi fruta que con tanto cariño me había preparado en casa. Cogí de nuevo el tranvía hacia el centro y me fui a visitar empresas de empleo. Fui a Addeco, ManpowerGroup y Kelly. En los tres lo mismo, que rellene el formulario por internet poniendo mi CV y decidiendo las vacantes. Todos tienen ordenadores a disposición para hacerlo uno mismo, y la verdad es que había personas haciéndolo. Sólo una empresa de trabajo temporal, Bones Virik, me dio largas si no tenía una cita previa, ni me abrieron la puerta. Ya les mando el CV por e-mail, que no se preocupen ellos por eso.

Después me dirigí a las inmediaciones del Gran Hotel, con una plaza preciosa, de que la pongo foto. Eran las 3 pm. Por allí había una tienda que vende unos perritos gigantes a 25 nok (3,5 €) pero no tenía cambio para pagarlo y me quedé con las ganas de momento. El tema del dinero en efectivo es realmente un problema, todo el mundo se mueve por tarjeta. Así que pregunté por una librería y me fui a la librería Tanum, que está dentro de un centro comercial como a 200 m. Casi no salgo. Magnífica. Y con buenos precios. Llena de libros en inglés que me llamaban….. Una sección enorme dedicada a libros de arte espectaculares y otra dedicada a Historia, son muchos libros sobre la segunda guerra mundial y la ocupación Nazi de Noruega. En uno de esos libros vi la fachada del Gran Hotel llena de banderas nazis en un desfile militar. Se me heló la sangre. Compré una libreta para practicar el noruego y un almanaque de Noruega que espero llevar de vuelta. Después pasé por una tienda de deportes, y también se me heló la sangre, pero con los precios. Las botas más baratas (con un descuento del 50% ya aplicado) valían 1000 nok (140 €).Miré mis propias botas y me dije, “pero que geniales están”. Y unos tenis normalitos sobre 80 €.

Aproveché para ir al baño, que estaba dentro de esa tienda. Y hablando de esto, no hay muchos baños donde ir, ni siquiera el de la embajada estaba habilitado por razones de seguridad. Y su limpieza no es tan buena como esperaba. Y la limpieza de las calles igual, muchas están llenas de hojas. Será que están esperando a que nieve para que queden cubiertas, pero aparte que te puedes resbalar no da aspecto de limpio. Una curiosidad, muchas de las puertas en los edificios que he visto en Suecia y Noruega se abren y cierran solas, será que vas tan forrado que no puedes ni abrirlas…..

Salí del centro comercial y ¡es de noche! ¿Pero que hora es? Son las 3:45 pm. Entonces saqué la foto que les pongo. Como ya tenía cambio, me fui a la tienda de los perritos y me lo mandé, con una salsa de tomate con chili que todavía estoy saboreando, jajajaja. Buenísima.

Llegaba el momento del regreso. A las 4 pm en punto comenzaron a sonar campanas por la zona del parlamento y el muelle que me encantaron. Llovía ligeramente, pero sin frio. Cogí el ferry y después la guagua 631 para volver a casa, pero resulta que hay dos 631 con diferentes destinos, y me equivoqué. Menos más que cuando salió todo el mundo en la última parada el chofer me dijo que la otra 631 venía detrás y la cogí sobre la marcha. Los noruegos son los únicos que conozco que le ponen el mismo nº a dos trayectos diferentes…. Llegué a casa sobre las 5 pm. Una buena siestita y después a currar con el ordenador. Hoy les pongo la foto de la comida en mi nevera especial ambiental (léase ventana). Cené una estupenda ensaladilla de estás nórdicas y media pizza. Como un rey.

A medida que vayan pasando los días tendré menos que contar sobre estas cosas, por lo que el resumen del día será más corto……

Posted in Uncategorized | 2 Comments

20/11/2012. El Viaje en coche a Oslo.

A las 8 am salí de Ljusfallshammar de casa de Antonio y Verónica con destino a Oslo. Los perros pendientes en la cocina a ver que hacíamos y si caía algo. Con el Tom-Tom del coche y el Navigator del móvil por si habían rutas alternativas o sin salida, y gracias al doble sistema llegué sin problema sobre las 3:30 pm. Y sobre todo gracias a esos dos amigos que tengo que me ayudaron un montón a planificar la ruta y a tenerlo todo.

Después de un precioso amanecer y conducir con el sol a la espalda, sobre las 10 llegué a la ciudad de Karlstad, y aparqué en el parking de un centro comercial en pleno centro, en plena calle Drottninggtan, que es como decir la Carrera en La Laguna o la Calle Castillo en Santa Cruz. Fui a la oficina de Forex, donde por fin cambié euros por coronas suecas (SEK), y con buen cambio (8,39 coronas por euro). Después me fui a un supermercado Hemköp donde me gasté 636 sek (unos 75 €) en una comprita, puesto que me recomendaron que la hiciera en Suecia y no en Noruega que es más caro. De hecho hay muchos productos al mismo precio que Tenerife, lo que me sorprendió. Fue muy gracioso encontrar lonchas de jamón serrano y de chorizo con el nombre en español, y además decía chorizo español. Por supuesto ni lo pude oler porque estaba prohibitivo. Me hicieron el favor de poder dejar la compra en el supermercado y fui a buscar el coche, y pagué la primera novatada del viaje. Cuando había entrado en el parking aparqué y fui al cajero y saqué el ticket, pero no lo puse a la vista en el parabrisas, y cuando volví me habían puesto una multa de 200 sek (unos 23 €). No hay oficina, ni ventanilla, y sólo un teléfono para reclamar. Llamé y me atendieron en inglés muy amablemente, pero la multa no me la quitó ni Dios. Así que ya saben para la próxima. El día anterior en Estocolmo Jose Antonio se libró por los pelos de que nos pusieran una multa de aparcamiento, pero se ve que me estaba esperando a mí.

Durante todo el día estuvo lluvioso y nublado, y la luz es como de atardecer tardío. En la carretera todo el rato con las luces, y viendo camiones enormes en ambos sentidos. Sin nieve pero con agua, el trayecto es plano pero largo. Fabuloso conducir con música, especialmente me sonó la banda de Terminator y fue espectacular. Comí conduciendo un bocadillo y plátanos y me paré dos veces para poner gasolina (por fin tenía dinero) inflar las ruedas y por supuesto ir al baño. En total me gasté 850 sek (unos 101 €), pero llené el tanque justo antes de entrar a Noruega (por recomendación de mis amigos) y llegué con él lleno a mi destino sobre las 3:30 pm.  Me gustó el sistema de llenado de las gomas, son unas botellas portátiles a presión que cuando uno termina las pone a cargar de nuevo. Y un detalle, los 407 km de trayecto llenos de señales que casi todo el mundo respeta, reducen un montón para ponerse a la velocidad permitida, y pude contar más de 10 radares fijos. Yo procuré portarme bien para no pagar la segunda novatada.

Antes de llegar, me paré para ver el fiordo de Oslo, y les regalo una foto. El apartamento está en Bjornemyr, en una península enfrente de Oslo. Está en un edificio que fue un antiguo hospital, y tiene tres plantas de apartamentos con baños y cocina compartida. Ambos me quedan al lado, y están en aceptables y limpios. El apartamento es pequeño, de única habitación, con un armario grande donde uno se mete,  está cómodo y tiene lavabo, microondas y tetera. La ventana da a una zona rocosa que está tan pegada que casi toco los árboles. No tiene nevera, pero no hace falta, ahora mismo tengo colgada parte de la compra por la ventana, como me recomendaron, jejejeje. Y sobre todo, tiene una cama estupenda y un escritorio donde queda perfecto el portátil, para mí lo más importante. No tengo internet ni tele, pero si radio, que por cierto, cuando la encendí estaban poniendo Eye of the Tiger, una de mis canciones preferidas. Internet lo hago a través del móvil, que me pasé hoy con el consumo por roaming por el Navigator, y tanto debe haber sido que me llamaron de Vodafone esta tarde para hacerme un descuento del 30% en la facturas de los próximos 3 meses, jajaja, eso es que tienen miedo de que del susto me muera o los deje.

Bueno, tardé 3 horas en limpiar y ordenar el apartamento y mis cositas. Ahora escribo tomándome una estupenda sopa de champiñones de sobre. Mañana, me voy al centro de Oslo. Tengo demasiado que hacer. Empiezo con el papeleo. Voy a procurar acostarme temprano aunque sólo sea por un día, aunque conociéndome…..

Posted in Uncategorized | Leave a comment

19/11/2012. Conducir, Alquiler, Estocolmo

19/11/2012. Conducir, Alquiler, Estocolmo

Hoy ha sido un día intenso. Desde las 6:30 am en pie.

Antes de las 8 am llevamos al hijo de Jose Antonio a sus prácticas laborales, y Jose Antonio se quedó en un centro escolar para hacer un examen de sueco. Me quedé con el coche y regresé a su casa.

Conducir con hielo en la carretera no me costó, y a medida que subía el sol necesité las gafas de sol. Los paisajes increíbles. Pero lo increíble de verdad es lo que respetan las normas los suecos. Iba con un coche delante como a 90 km/ h, cuando de repente reduce la velocidad un montón, y yo me pongo a mirar a ver si había un camión delante o algo, pero no, la carretera despejada. Y de repente caigo en la cuenta que habíamos pasado una señal que ponía máximo 50….., vamos, como en España. Y los STOP no sólo los cumplen, sino que esperan 3 segundos de verdad, que yo me preguntaba todo el rato porque no salían si no venía nadie. Y todo está lleno de aparcamientos de pago, y la gente cumple. Llevas una tarjetita en la que pones la hora en que aparcaste, y zonas azules por todos lados que pagas poniendo las moneditas en el parquímetro.

Recogí a Jose Antonio de su examen de sueco a las 10:30, y me dijo que le salió regular, que todo le sonaba a sueco… Nos fuimos a desayunar un estupendo bocata de gambas, y con eso cogimos fuerza para empezar el trayecto.

Directos a Norrkoping, a conocer a Braulio Ortega, mi nuevo casero en Noruega. Le pagué, me dio cambio en coronas noruegas, y muy buenos consejos de como moverme desde el apartamento al centro de Oslo.

Desde ahí el destino fue Estocolmo, a 2,5 horas de camino. Antes de entrar paramos en una gasolinera, con la mala suerte que una furgoneta de dio un golpe a nuestro coche, abollando un lateral. Aprendí a resolver un choque en Suecia, todo bastante sencillo. Por cierto, la 95 a unas 14 coronas, a unos 1,6 €, sin demasiada diferencia con Canarias. Y dentro de la gasolinera los productos igual o mas baratos.

A la entrada del casco de Estocolmo, un cartel te indica que te cobran 10 coronas por hora por entrar con el coche. Visitamos a Francisco Rodríguez, y le entregué un presente que traía del Gobierno de Canarias. Estuvimos hablando de inmigración y resolviendo el mundo como 4 horas, pero no lo logramos arreglar.. una persona emprendedora y luchadora, con una empresa en expansión total… aquí hay trabajo….para quién quiera currar de verdad.

Después nos fuimos a visitar el IKEA de Estocolmo, el más grande del mundo, muchos/as sentirán envidia, jajajaja. Fuimos a saludar a una persona importante ¡El único herreño censado que vive en Suecia! Jaime trabaja en IKEA en el departamento de reclamaciones, y fue estupendo saludarle.

Y comenzamos el regreso a casa, que fueron más de dos horas conduciendo. Ya a las 7:30 paramos en el camino en un Burger King a cenar, y por 114 coronas (unos 14 €). Pasamos después por el aeropuerto de Skavta para poder cambiar dinero, pero ya estaba cerrado. Tanto en el trayecto de ida como en el de vuelta no paramos de hablar, y Jose Antonio me contó todo lo que quiso y más sobre el sistema multinivel Amway,  como han apostado él y su mujer por mejorar su vida, y creen seriamente que es su opción. Les deseo que sus sueños se cumplan.

A las 10:30 llegamos por fin a casa, saludamos… y a cambiarles las 4 ruedas al coche que me llevo mañana a Oslo, porque tenía los neumáticos de verano. Los de invierno tienen puntas de metal para la adherencia. Y se usan sin cubre polvos, porque se dañan con la sal y el hielo.

 

Es asombroso el buen tiempo que hace, no ha nevado, y solo por la mañana hay algo de hielo. El resto del día se puede estar con una chaqueta con comodidad, incluso vimos en Estocolmo un joven en pantalón corto con 5º C, pero bueno, hay locos para todo.

Un consejo importante que aprendí hoy es que todo funciona con tarjeta, prácticamente no se usa el dinero en efectivo. Por lo tanto yo no me he podido comprar nada, porque tengo sólo euros y coronas noruegas. Jose Antonio me invitó a todo y pagó hasta la gasolina a Estocolmo, en cuanto cambie le invitaré a él. La próxima vez no vengo a Suecia sin traer coronas suecas o tarjetas con saldo, jejejeje. Cometí el error de traer todo mi dinero en efectivo.

Otra cosa que aprendí es que cuando uno tose se tapa con el hueco del brazo, no con la mano, que les resulta algo asqueroso a los nórdicos. Y otra cosa es que son muy suyos, educados si, pero pueden pasarte tiempo sin saludarte aunque sean tus vecinos. Otra de las costumbres curiosas de aquí es que cuando vas a dormir tu o tus hijos a casa de alguien tienes que llevar las sábanas.

Mañana me espera una buena. Conducir durante 7 horas desde casa de Jose Antonio y Verónica hasta Oslo. Por supuesto Verónica me ha tratado como un rey, y me ha dejado lavavajillas, mantas, etc.  Mi idea es salir de noche (sobre las 7 am, para llegar de noche a las 4 pm). De camino me pararé a cambiar a coronas suecas y hacer una compra en Suecia que es más barato que en Noruega. Veremos…..

Posted in Uncategorized | Leave a comment

18/11/2012. El viaje comienza. Desde Tenerife a Suecia

La vida da muchas vueltas…… Y por eso ahora estoy en Suecia, en casa de mis amigos Jose Antonio y Verónica.

Hoy llegué desde Tenerife. Y no ha sido por casualidad. Mi refrán preferido es “Crea tu futuro. Será duro, pero será tuyo”, y eso es lo que he hecho toda la vida y continuo haciendo. Sin Chelo este viaje no habría sido posible, me ha ayudado en todo lo imaginable e inimaginable. Gracias con toda mi alma. Y que decir de Jose Antonio y Verónica, que me han acogido en su casa en Suecia, me han ayudado con los billetes, y me prestan hasta un coche. Mi madre, que ha estado pendiente de todo, y hasta ha rezado por mí al Hermano Pedro y a la monjita incorrupta. Otros amigos y amigas , que se han ocupado de mí y me han prestado cosas, como Thais, con su mochila viajera, y Luis Mario y su mujer, con un pezado de abrigo polar, Elena con sus consejos y apoyo. Y gracias a todos los que me han dado su cariño para este viaje.

Lo primero es comprar el billete con la comida incluida si es un vuelo largo. Y busca vuelos directos, sin escalas. Hay páginas de los turoperadores que son mucho más baratas que las tradicionales. Lo segundo es no dejes todo para el final. Planifica bien el viaje, y compra lo necesario con semanas de antelación. Y no te pases comprando, que después no te cabe todo en la maleta. Importante: comprueba que tu DNI no está caducado, y lleva pasaporte aunque no sea obligatorio, Sácate la tarjeta sanitaria europea, para poder ser atendido en otro país europeo sin problemas en caso de necesidad. Lleva también una copia de la compra por Internet  y el billete impreso si así lo exige la compañía. Si necesitas moneda extranjera, cambia con antelación, porque a mi me costó tiempo y esfuerzo conseguir coronas noruegas. Y recuerda, no necesitas todo eso que quieres llevar, reduce al máximo.

Es muy importante saber a que hora llegar al aeropuerto e ir con antelación. Como todo estaba en sueco, llegamos al aeropuerto Tenerife Sur a las 5 am, pensando que el vuelo salía a las 7 am, cuando en realidad a esa hora se abría el embarque, y el vuelo salió a las 8:30 am. Recomiendo leer bien, y llegar temprano, pero no tanto…..

Tener en cuenta que en muchos vuelos chárter solo permiten 15 kg de equipaje facturado y 5 kg en mano. Hay que pesar bien la maleta en casa, pero vamos, que con 15 kg uno no lleva nada. Lo ideal es llegar al mostrador y preguntar hasta cuantos kilos admiten (algunos hasta 23 kg de cortesía)  y entonces puedes llenar o o vaciar la maleta sobre la marcha, y lo que sobra dejárselo a quien te acompaña. No hagas como nosotros, que montamos la maleta quitando cosas y cambiando de maleta para no pasarnos, hicimos como 5 veces la maleta. Y cuando factures, pide que te pongan en ventanilla, si no quieres tener que levantarte para que los demás vayan al baño, salvo que seas de los que van al baño a menudo.

Para pasar seguridad, lleva todo en una riñonera o bolso, para quitártelo todo rápido. Y acuérdate del cinturón, del móvil,  del reloj, de las botas sin tienen remaches, etc etc…… Ten a mano el pasaporte y la tarjeta de embarque

Cuando te subas en el avión, recuerda que los asientos son numerados, que esto no es Binter….. No hagas como yo, que me senté y después me dí cuenta, menos mal que fue antes de que nadie me reclamara el asiento. Que novato…

Viajé con Orbest Airlines, y el viaje muy bien, puntual, la comida buena, y encima era el único español en el avión, y había una azafata de Tenerife que me ofreció la bebida gratis. Que más se puede pedir. Y eso, aunque pagues el billete con la comida incluida, la bebida hay que pagarla aparte.  5 horas y media, 4229 km, con una velocidad máxima de 945 km/h. Leí sobre el mar, comí sobre Burgos, me tomé el té sobre Francia, y estuve tratando de aprender algo de noruego mientras recorría el resto de Europa. Me encantó estar al lado de unos padres con dos niñas mellizas de unos 2 años, las dos rubias y preciosas, una normal y otra con sindrome de Down. Me dió que pensar sobre mi vida y mis hijos.

Aterricé a las 3,05 pm en Norrkoping. Cielo nublado, poco sol, sin nieve, y no demasiado frío la verdad. José Antonio y Veronica me esperaban. Tanto había cambiado de maleta al hacerla, que cuando salió por la cinta transportadora no la reconocí y dió varias vueltas, jajajaja. Después probé mi móvil Vodafone y mi nueva tarifa de roaming…. y no funcionaba internet. Después de una larga llamada y de reiniciar el móvil, por fin recibí el primer whatsapp, y me sentí como en casa…..

A las 4 de la tarde se hizo de noche. Pasamos por un supermercado y después hemos cenado como reyes en su casa. Ljusfallshammar es un pueblo precioso de casitas de madera, en medio del bosque y de lagos. Y tienen internet. Y por la noche, ese estupendo sofa, esa enorme pantalla, y un capítulo de Hermanos de Sangre en DVD que me lo dormí estupendamente… me recuerda a alguien…

El viaje ha comenzado.

Posted in Uncategorized | 4 Comments